¿No puedes evitar engordar? Conoce los 5 aspectos importantes que ignoras sobre la obesidad

¿Sabías que la falta de horas de sueño aumenta los kilos de más o que los pequeños atracones esporádicos de comida elevan la grasa corporal mucho más de lo que cree? Aún existe cierto desconocimiento sobre la obesidad. Te ayudamos a disiparlo.

Imagen

Aunque una de las razones más utilizadas para explicar el aumento en la cantidad de personas obesas, sobre todo en los países desarrollados, es el estilo de vida sedentario, un estudio reciente demuestra que la principal causa de la actual epidemia mundial de obesidad se debe al consumo excesivo de alimentos.

Este es sólo una de los huecos de información, mitos o confusiones que existen en la mayoría de las personas respecto de la obesidad y que, en muchos casos, impiden combatirla eficazmente o, incluso, la alientan. Para adelgazar, o al menos no engordar, conviene conocerlas y aclararlas.

• Este descubrimiento apuntala la idea de que el actual incremento de la obesidad obedece a un mayor consumo de alimentos, a que comemos demasiado, y no a una disminución en el gasto de energía, a que nos ejercitamos menos.

• Otro aspecto ignorado o escasamente conocido sobre la obesidad es la relación entre la falta de horas de sueño y el incremento de peso. Según el doctor Adelardo Caballero, director del Instituto de Obesidad, la gordura "se ha convertido durante las últimas décadas en uno de los principales problemas de salud. La organización mundial de la salud cifra en 1 mil millones el número de adultos con sobrepeso y en 300 millones el número de obesos. Hay distintas explicaciones para el constante incremento de estas cifras y los posibles factores sociales que lo inducen". "Diferentes estudios y publicaciones apuntan hacia el hecho de que las personas que duermen menos de ocho horas diarias y, al mismo tiempo, poseen horarios de comida irregulares, tienen más riesgo de padecer patologías como la obesidad", señala Caballero.

• Asimismo, otras investigaciones revelan aspectos poco conocidos pero muy importantes sobre la obesidad. Por ejemplo, permitirse pequeños "atracones" de comida de vez en cuando puede tener consecuencias a largo plazo en la fisiología, aún después de haber perdido el exceso de peso inicial. Los investigadores suecos han comprobado que basta con cuatro semanas en las que se den varios episodios en los que aumente el consumo de calorías hasta un 70 por ciento, y se descuide el ejercicio físico, para incrementar el peso y la grasa corporal. Los efectos de los atracones pueden manifestarse o perdurar hasta dos años y medio después.

• El aumento de peso no depende sólo de las costumbres alimentarias, el consumo y gasto de calorías, también de la predisposición genética o el funcionamiento metabólico de una persona.

• Según se expuso en un congreso científico organizado por los institutos nacionales de la salud, el estrés induce a comer más veces a deshoras y sin control y a ingerir más dulces y grasas, y aumenta los niveles en el cuerpo de insulina y cortisol, que favorecen la acumulación de grasa.

Fuente: EFE