¿Ataques de hambre? Descubre el mejor secreto para reducir el apetito

Investigadores de la Universidad de Brighman Young revelaron, a través de un pequeño estudio, la clave que provoca una disminución del apetito en las mujeres.

Imagen

Publicado en la edición de octubre de la revista Medicine & Science in Sports & Exercise, un reciente estudio -llevado a cabo en la Universidad de Brighman Young- logró determinar que el ejercicio reduce considerablemente la motivación de comer en las personas.

"Este estudio provee evidencia de que el ejercicio no sólo afecta el gasto energético, sino que también podría afectar la forma en que las personas responden a las señales alimentarias", señaló el profesor James LeCheminant.

Según la investigación, unos 45 minutos de caminata a paso ligero bastan para disminuir la respuesta cerebral a la comida ese día, independientemente del peso que tenga la persona.

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores midieron la actividad cerebral de 18 mujeres de peso normal y 17 mujeres obesas mientras observaban 120 fotografías de comida. Las mujeres también observaron 120 imágenes de flores para servir de "control" o comparación.

Las medidas cerebrales se tomaron dos veces. La primera evaluación ocurrió una hora después de que las mujeres caminaran a paso ligero en una cinta durante 45 minutos. Una semana más tarde, se midió una vez más la actividad cerebral de las mujeres, en una mañana en que no hicieron ejercicio. En ambos días, las mujeres registraron su ingesta alimentaria y actividad física.

Las mujeres mostraron mucho menos interés en la comida tras el ejercicio, descubrieron los investigadores. También anotaron que las mujeres no comieron más el día que hicieron ejercicio para "compensar" por las calorías que habían quemado, resume el sitio info7.com.mx.

"Deseábamos ver si la obesidad influía sobre la motivación alimentaria, pero no fue así", señaló LeCheminant. "Sin embargo, estuvo claro que la sesión de ejercicio tuvo que ver con la respuesta neural a las fotografías de comida".

Pese a los hallazgos, los investigadores de la Universidad de Brighman Young dijeron que aún faltan más estudios para determinar cuánto tiempo dura la reducción del apetito tras el ejercicio, sobre todo si la gente practica actividad física en planes a largo plazo.