Aguas residuales generan más energía gracias a microorganismos

Mientras estas se limpian pueden hacer un aporte significativo a la matriz eléctrica según una investigación financiada por la National Science Foundation y ejecutada por ingenieros de la Universidad de Oregón.

Una excelente noticia nos traen los ingenieros de la Universidad de Oregon. Una investigación financiada por  National Science Foundation ha comprobado que el uso de aguas residuales para generar electricidad puede producir de 10 a 50 veces más  volumen que la mayoría de otros enfoques que utilizan células de combustible microbianas, y 100 veces más electricidad que otros métodos.

Las bacterias oxidan la materia orgánica y, en el proceso, producen electrones que se extienden desde el ánodo al cátodo dentro de la célula de combustible, creando una corriente eléctrica. Casi cualquier tipo de material de desecho orgánico se puede utilizar para producir electricidad – no sólo las aguas residuales, sino también la paja del césped, desechos de animales y subproductos de operaciones tales como las industrias del vino, la cerveza o los productos lácteos, y no tiene ninguno de los inconvenientes ambientales como la producción de sulfuro de hidrógeno no deseado o posible liberación de metano.

La capacidad de los microbios para producir electricidad se conoce desde hace décadas, pero sólo recientemente los avances tecnológicos han hecho su producción de energía eléctrica lo suficientemente alta como para ser de uso comercial. Ahora solamente hay que extender este conocimiento y trocarlo por el de “lodo activado” que ya se ejecuta en el mundo.

Liu Hong, profesor asociado en el Departamento de OSU de la Ingeniería Biológica y Ecológica se refirió diciendo que “esto podría tener un impacto en todo el mundo, ahorrar una gran cantidad de dinero, ofrecer un mejor tratamiento del agua y promover la sostenibilidad energética”.

Además hay que considerar que se estima que alrededor del 3% de la energía eléctrica consumida en los Estados Unidos y otros países desarrollados se utiliza para tratar las aguas residuales, donde se produce por combustibles fósiles que contribuyen al calentamiento global. Sin embargo, las características biodegradables de las aguas residuales, si se utiliza su máximo potencial, en teoría, podría ofrecer muchísimas veces la energía que ahora se está utilizando para su limpieza, sin emisiones de gases de efecto adicionales.

Esperemos que esta vez esto no quede en el papel y puedas contribuir para hacer funcionar tu tostadora con solo tirar la cadena 😛

Link: Quinceañera egipcia crea fórmula para convertir el plástico en biocombustible

Israel: Nuevo método para reciclar aguas residuales para hacer papel

Fuente: Major advance made in generating electricity from wastewater (Phys)