¿De qué color es el cielo?

Las tonalidades azules y violetas tienen una onda corta y una alta frecuencia, y las rojas, amarillas y naranjas una gran longitud, pero baja frecuencia.

Se dice que el cielo es azul, aunque la gran mayoría de la humanidad lo vemos celeste. La gente más observadora y sensible a los matices puede encontrar miles de colores en un amanecer o en una tarde nubosa. Lo cierto es que nuestro cielo no tiene un color de fábrica, sus tonalidades se rigen por la luz que entra a la atmosfera del planeta, la cual varía según la posición de esta y si choca con las nubes, las partículas de polvo, el agua, etc. Por esto lo mágico del cielo es que ningún día tiene el color de otro. Maravilloso.

amanecervioleta.jpg

Si pintáramos el cielo en un lienzo podríamos utilizar colores morados, violetas, naranjos, amarillos, azules, celestes, grises, o incluso verdes (como en las auroras boreales) y nuestra pintura no perdería credibilidad, pues efectivamente podemos ver todos esos colores en el cielo. La explicación científica se basa en los viajes de la luz.

La física nos enseña que existen diferentes ondas y frecuencias para los colores. Así las tonalidades azules y violetas tienen una onda corta y una alta frecuencia, y las rojas, amarillas y naranjas una gran longitud, pero baja frecuencia. Por eso a la hora de la puesta de sol se ve el cielo anaranjado ya que los rayos de luz deben recorrer más distancia a través de la atmósfera y las ondas cortas azules y violetas se pierden en el camino llegando solo la gamma de naranjos y rojizos.

sanantonioenllamasbyreikiavik.jpg

 

Fuente: The Cool Physical Properties Behind Sky Color  (Enviromental Graffiti)