Mariposas Monarca entregan pistas sobre la propagación de enfermedades

Hay un gimnasio de lo más inusual en el laboratorio de la ecologista Sonia Altizer. Las atletas son mariposas Monarca y su entrenamiento se controla cuidadosamente para determinar cómo los parasitos afectan su rendimiento en el vuelo.

Hay un gimnasio de lo más inusual en el laboratorio de la ecologista Sonia Altizer, docente de la Universidad de Georgia en Estados Unidos. Las atletas son mariposas monarca y su entrenamiento se controla cuidadosamente para  determinar cómo los parásitos afectan su rendimiento en el vuelo.

Con el apoyo de la National Science Foundation (NSF), Altizer y su equipo estudian cómo es el comportamiento animal, incluyendo migraciones de larga distancia, problemas en la propagación y la evolución de enfermedades infecciosas.

En las mariposas monarca, los investigadores estudian un parásito protozoario llamado Ophryocystis elektroscirrha (OE). En el laboratorio, las mariposas adultas están atadas a una “rueda de ardilla voladora” y el tiempo y la velocidad de cada vuelta se registran en una computadora. En este contexto vuelan entre dos y cinco milla por hora. Las mariposas infectadas, en promedio, vuelan alrededor del 20% menos que las mariposas saludables. “Así que, en realidad, vuelan distancias cortas totales, con menos velocidad de vuelo y un desgaste mayor en peso”, señala Altizer

Hasta dos mil millones de mariposas monarca vuelan cada año al centro de México, donde Altizer y sus colegas capturan, muestrean y liberan cientos de mariposas cada día durante los “estudios de campo”. La investigadora indica que hasta el impacto infeccioso más pequeño puede afectar la capacidad de migración de la mariposa monarca, haciendo la diferencia entre la supervivencia y la muerte. Con su trabajo espera proporcionar algunos detalles sobre las diferencias en cómo se propagan las enfermedades en las poblaciones humanas y animales.

“Los modelos generales para la predicción de la propagación de enfermedades infecciosas en gran medida ignoran los cambios de comportamiento“, comenta Alan Tessier, director del programa en la División de Biología Ambiental de la Dirección de Ciencias Biológicas de la NSF. “Esta investigación apunta a un vacío crítico en la comprensión de cómo cambia el comportamiento del movimiento de los animales desde la escala de los individuos a la dinámica de poblaciones repartidas por el paisaje. Las lecciones que se aprendan de este trabajo serán muy relevantes para entender la propagación de enfermedades en otras especies, incluyendo los seres humanos”.

Fuente: Butterflies and Bats Reveal Clues About Spread of Infectious Disease (Ecology)