Un taxidermista convierte a su gato muerto en un helicóptero

¿Locura? ¿Reciclaje? ¿Ñoñes? Cada uno tiene su propio juicio de esta curiosa forma de conservar y revivir a una querida mascota.

Bert Jansen es un artista. De aquello no hay duda alguna. Su obra está basada en un viejo amigo que murió producto de causas naturales. El felino Orville, quizás nunca pensó que se convertiría tan literalmente en un “gato volador” con condiciones aerodinámicas que hicieron de sí mismo un helicóptero o avión que deja con la boca abierta a todo quien lo observa o tiene la suerte de pilotearlo gracias a la sofisticada técnica a control remoto.

Muchos pensarán que no es nada de divertido o artístico y comenzamos a pensar en lo debatible que es crear este tipo de artefactos. Sabemos que los taxidermistas son gente muy especial. Ya conocimos el caso de Jonathan McGowan, que dice ser un vegetariano que por sentido de sustentabilidad se come a los animales que encuentra muertos a causas de atropellos de vehículos en el camino cercano a su casa, antes de practicarles la taxidermia.

Está también el célebre Norman Bates, taxidermista y protagonista de Psicósis de Hitchcock o Chuck Testa! …En fin, miremos el video:

¿Locura? ¿Reciclaje? ¿Ñoñes? Cada uno tiene su propio juicio de esta curiosa forma de conservar y revivir a una querida mascota. Y tú ¿Qué opinas?

Fuente: This quadcopter is made from a taxidermied cat (Io9)