Conoce los edificios verdes del futuro

Zeo es un laboratorio de investigación para los edificios del futuro, los cuales producirán cero emisiones de carbono y no dependerán de ninguna energía externa como la electricidad y el gas.

Los arquitectos no solo tienen que preocuparse de hacer una obra estética, funcional y firme. Hoy, con todos los problemas ecológicos que tenemos, es indispensable que las nuevas construcciones sean amigables con el medio ambiente, especialmente tomando en cuenta que las megas construcciones estarán en pie posiblemente mucho más tiempo que nosotros y conocerán un planeta que no alcanzaremos  a ver.

Zeo es un laboratorio de investigación para los edificios del futuro, los cuales producirán cero emisiones de carbono y, aunque  parezca increíble, no dependerán de ninguna energía externa como la electricidad y el gas, ya que solo será impulsado por energías verdes impulsadas desde los mismos cimientos.

Los edificios de el futuro ya existen en el presente, uno de ellos es el Centro de Inglés de Energía de Malasia , que es un proyecto piloto de Zeo y que funciona como centro de investigación para el futuro sostenible de los climas tropicales.

Las construcciones ZEO utilizan un concepto de diseño integrado donde se mezclan la energía activa y y pasiva  de los sistemas energéticos de las dependencias del edificio.

Entre los mismos elementos de construcción de la torre  se puede ahorrar energía, por ejemplo: son iluminados por la luz natural, de tal manera que se ocupa el mínimo de electricidad posible, lo mismo ocurre con la calefacción y el aire acondicionado, la construcción de obra está diseñada para suplir ciertas necesidades sin electricidad. Además tiene paneles fotovoltaicos para poder iluminar en la noche, y bombas, ventiladores y otros aparatos de eficiencia energética.

El edificio del futuro tiene decenas de características notables: En la noche las losas del maziso y piso de concreto almacenan refrigeración, luego por unos tubos se reparte a las habitaciones, utilizando un mínimo de aire acondicionado; las ventanas de doble cristal ayudan a una mejor sensación térmica y a evitar ruidos molestos; y la preservación de la calidad del aire logra a través del proceso de deshumidificación.

Se espera que cada vez sean más populares los edificios verdes, que además de ser amigables con el medio ambiente, a largo plazo logran un enorme ahorro en dinero.

Cabe señalar, que los pilotos de edificios ZEO funcionan sin problemas, aunque siempre se pueden mejorar, de seguro que en el futuro los edificios serán más sorprendentemente sustentables, sobre todo porque la sociedad y las constructoras estarán cada vez más conciente de la importancia de ahorrar energía.

Fuente: Green Building: ZEO, a Research Lab for Tomorrow’s Buildings (Ecogreen)