Localidades rurales lideran el uso de bicicletas en Chile.

bicimuerte1.jpg

bicicultura.cl

No es ninguna novedad, pero el obtener cifras que digan que en regiones el uso de la bicicleta es más común que en la capital se agradece a la hora de hacer comparaciones y ver que estamos haciendo mal en Santiago. Una encuesta realizada por el Ministerio de Transportes dice que Curicó es la ciudad en donde más se usa este medio de transporte.

Las cifras dicen que Curicó – Región del Maule, Chile – la bicicleta representa un 12% del total de los traslados. Le sigue Angol – Región de la Araucanía, Chile – con un 10.9 %. Estos índices son tres veces más alto que la media del país, donde el uso de la bicicleta es bastante bajo, aunque en los últimos años su uso se ha masificado bastante entre la población, pero de igual manera las grandes urbes se quedan en un 3% de viajes laborales realizados en bicicleta. Las otras ciudades con alto porcentaje de viajes en bicicleta son Linares, con un 8,7%; Chillán, con un 8,5%, y Talca, con un 7,7%.

El estudio dice que las cifras de Angol y Curicó están al mismo nivel que países europeos desarrollados y con una cultura de transporte limpio, como son Alemania y Bélgica. El gobierno se ha puesto como meta acercarse al promedio de estos países y duplicar el uso de la bicicleta como medio de transporte para el año 2014.

Para poder llegar a los niveles de los países europeos, tenemos varias tareas pendientes como país: Se necesita una mejor infraestructura vial, para así hacer más fáciles y seguros los traslados, como también cambiar las costumbres de los automovilistas quienes creen que son los dueños de las calles, cuando en países desarrollados las prioridades viales son las siguientes: Peatón en primer lugar, luego los ciclistas y en último lugar los automovilistas.

Vía La Tercera