Japón: Focas Robot ayudan a ancianos a superar el trauma del terremoto.

www.reuters.com.jpg

www.reuters.com

A 27 kilómetros de la malograda central de Fukushima se encuentra el hogar de ancianos de Suisyoen. El lugar se encuentra arriba de una colina, por eso no se vio tan afectado por el terremoto y tsunami, pero debido al miedo a la radiación de la central, los ancianos fueron  evacuados por dos meses del lugar. Cuando volvieron al hogar y dentro de las sorpresas de bienvenida, se encontraban Amor y Paz, dos focas robots fabricadas por la empresa Daiwa House.

Su esqueleto robótico es recubierto de piel antibacterial, lo que hace a estos animales algo increíblemente real. Estas focas mecánicas son tratadas como mascotas por los ancianos del hogar, los cuales todavía intentan superar el stess post traumático del terremoto y tsunami.

Aunque también existen animales de verdad en el lugar, el uso de estos robots según el gerente general de la empresa que los fabrica tiene sus ventajas:”Primero que nada para la terapia animal es necesario tener un animal que criar. Eso es difícil en ciertas situaciones, así que usamos un muñeco, un muñeco robótico, como método alternativo para ayudarlos a recuperarse”

Las focas tienen baterías que duran una hora y media, así que son usados por turnos de mañana y tarde. Los robots ayudan a los abuelitos a realizar sus ejercicios diarios, pidiéndoles que aplaudan y canten con ellos, de esta forma ayudan a los abuelos a superar sus temores y miedos provocados por el desastre del 11 de marzo.  Vía Reuters