La sandía más pequeña del mundo

pepquinos550x412.jpg

En la vida moderna la tendencia es que todo sea pequeño: Los teléfonos, computadores y autos cada día reducen su tamaño con el fin de adaptarse a los nuevos hábitos de consumo de la gente. Las frutas y las verduras no son la excepción y los Pepquinos, las sandías más pequeñas del mundo, están causando furor.

Aunque de aspecto pueden parecer obra de la ingeniería genética y  los transgénicos, la verdad es que los Pepquinos provienen de una antigua plantación silvestre 100 % natural. Son de 3cm de largo y 2 cm de diámetro y lucen exactamente igual a una sandía corriente. Pero por dentro, su textura y color es parecida a la de un pepino, ya que su carne es verdosa y jugosa. El ciclo de crecimiento es entre 60 y 85 días,

Se comercializan en mercados orgánicos y son uno de los comodines de los restaurants de lujo, que los sirven como aperitivo, ensaladas de verano, sorbetes y hasta fritos. Su popularidad cada día toma más fuerza

pepquinos5550x412.jpg
pepquinos4550x412.jpg