Chile: Autorizan exploraciones mineras en reservas naturales

vicuna550x412.jpg

(cc) Cristián Rebolledo

Si se aprobó una mina de carbón en Magallanes, ¿por qué no habría de aprobarse una en reservas naturales de Arica y Parinacota? Lamentablemente, el caso de Isla Riesco sentó un mal precedente para el medio ambiente, ya que si se opta por privilegiar a los privados para que puedan seguir explotando minerales para hacer del planeta un lugar más sucio -incluso permitiéndoles investigar en reservas naturales-, no tendrían por qué no darle el “vamos” a este nuevo proyecto.

Recién el destacado ambientalista Marcelo Mena retuitiaba una foto tomada en una excavación de una mina a carbón en Nueva Zelanda. Y que, por más triste que sea, probablemente sea el futuro que espera a Isla Riesco.

Y puede que en Arica y Parinacota también pase algo similar, ya que la Corte Suprema decidió rechazar el recurso de protección interpuesto por el alcalde de Putre, Ángelo Carrasco. El edil argumentó que la Corema no llevó a cabo la consulta que estipula el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), suscrito por Chile en 2009 y que obliga a consultar a las comunidades indígenas afectadas por un proyecto. Cosa que a juicio de él, no ocurrió.

El lugar elegido por la empresa Southern Copper Corporation fue la ladera oeste del cerro Catanave, que está dentro de la Reserva Nacional Las Vicuñas, a unos 60 kilómetros al sureste de la localidad de Putre, que es, dicho sea de paso, un lugar de pastoreo de la comunidad indígena de Ticnamar y de comunidades aimaras aledañas (de ahí el argumento de Carrasco).

Pese a esto, Lorenzo Soto, abogado del municipio aún tiene una carta bajo la manga: Acudir a la Corte Internacional de Derechos Humanos de ser necesario.

Vía La Tercera