Con el solsticio, hoy comienza el invierno

Además es el día más corto del año y el año nuevo para in sinfín de culturas autóctonas.

invienoensantiago550x366.jpg

Invierno en Santiago | (c) David Montolio

Si no viviéramos encerrados entre edificios y micros y ruidos metropolitanos y luces toda la noche, tal vez nos podríamos dar cuenta de que el sol, desde el 21 de diciembre del año pasado, ha estado progresivamente avanzando hacia el sur. Hoy 21 de junio los occidentales celebramos la llegada del invierno, mientras que los pueblos indígenas de este hemisferios celebran el año nuevo, “we tripantu”, celebran que el sol deja de avanzar al sur y empieza poco a poco a moverse hacia el norte.

El mito cristiano del nacimiento de Jesús tiene directa relación con este suceso, sólo que acá lo celebramos al revés: como la tradición se inventó en el hemisferio norte, se fechó a fines de diciembre, en el invierno. La noche buena es el 24 porque durante tres días, desde el 21, el sol parece no cambiar el lugar desde donde sale, entonces se celebra que empiece nuevamente a moverse. Si el mito se hubiera inventado en este hemisferio, Jesús nacería el 24 de junio y podríamos celebrarlo con nieve como se hace allá.

Físicamente, este es el día en que los rayos del sol caen directamente y en 90 grados frente al trópico de cáncer, el día que la tierra está más inclinada, en que el hemisferio norte está más cerca del sol y el hemisferio sur más lejos, por eso hace tanto frío. Es también el día más corto del año: en el siguiente link (http://is.gd/g0INwi) se puede ver que el día ha durado, en Santiago de Chile, 9 horas y 56 minutos desde el 17 de junio, y seguirá durando eso hasta el 24, momento en que empieza nuevamente a aumentar la duración diaria. En Punta Arenas, Chile, el día de hoy dura sólo 7 horas y 31 minutos: http://is.gd/SRUkgu

Lo más cierto es que llegan los meses de más frío y lluvias para la mayoría de los climas de este hemisferio, y ha empezado con inundaciones en lugares como La Serena, o nieve en Illapel. A esta hora el sol está empezando a asomarse y como todos los años se espera el que el “veranito de san juan” caliente un poco las frías ciudades.