Laurence Golborne, nuevo ministro de Energía: ¿Será mejor, igual, o peor que Raineri?

laurence550x385.jpg

(cc) Ministerio Secretaria General de Gobierno

El viernes el Presidente Sebastián Piñera hizo su primer cambio de gabinete y uno de los que de que se pensaba que podía salir era precisamente Ricardo Raineri, ya que había apoyado abiertamente el proyecto energético de Hidroaysén y de Castilla, dos que prometen ser sumamente contaminantes.

Y por otro lado está Laurence Golborne, el ministro mejor evaluado del gabinete tras su actuación en el desastre que tuvo a los 33 mineros bajo cientos de metros durante más de dos meses.

Tampoco hay que olvidar lo ocurrido con Barrancones, termoeléctrica que no dejamos que construyeran (cuando digo “no dejamos”, me refiero a todos los que metimos ruido a través de las redes sociales para que el Presidente Piñera se hiciera cargo de las declaraciones que dio siendo candidato).

¿Qué pasó por la cabeza del presidente para nombrar a Golborne como ministro de Energía? Tal vez, al ver el complejo escenario que vive el país en materia energética (acabamos de ver lo tensa que se puso la cosa en Magallanes por el gas), quiso tirar a los leones al ‘regalón de la gente” -del que ya se habla incluso que podría ser presidenciable- porque ya tiene varios puntos ganados con la opinión pública (y sin duda ganó varios más al solucionar el conflicto magallánico).

¿Pero era Golborne la mejor opción? Hay que recordar que hay tres importantes y polémicos proyectos mineros y energéticos que deberían zanjarse este 2011: Hidroaysén, Castilla y Isla Riesco (que podrían terminar quemando a la mejor carta que tiene el oficialismo hasta ahora). Este último que tiene directa relación con las dos carteras que ahora tendrá que administrar Golborne, ya que lo que se busca es explotar una mina de carbón a cielo abierto para precisamente, alimentar las termoeléctricas a carbón que el grupo Angelini y Von Appen -dueños del proyecto de Isla Riesco- esperan que aprueben.

Y siendo lo más realista posible, es muy difícil que ninguno de los tres sea aprobado (o tal vez los tres). Por lo que la resistencia ciudadana tendrá que ser más agresiva y constante que nunca, porque de lo contrario, de no meter ruido, terminaremos con Hidroaysén, Castilla e Isla Riesco construidos, un país con una sobreoferta de energía y con varios santuarios naturales cubiertos de ceniza e inundaciones. Y como de costumbre, serán los mismos empresarios de siempre los que engordarán sus bolsillos aún más y mirarán todas las repercusiones del país a través de sus televisores de pantalla plana de 50 pulgadas en sus casas de veraneo, muy lejos de los campesinos y pescadores que verán afectado su trabajo directamente a causa de sus instalaciones.

Entonces, ¿Cómo encarará Golborne esta lucha entre energía y medio ambiente sin ver perjudicada su valiosa imagen ganada durante este primer año? Sin duda será un movido año en cuanto a materia energética y medio ambiente se refiere.

¿Será Golborne un mejor, peor o igual ministro de Energía que el ex ministro Raineri? Esperamos, por el bien del país, que sea así. Pero lamentablemente no podemos poner las manos al fuego porque así será. Es muy pronto todavía para evaluar su gestión. Pero sí podemos garantizar que la pelea entre la energía y la naturaleza será dura, y que por lo menos desde nuestra trinchera, pelearemos hasta el último round por preservar el medio ambiente.

¿Cuál es su impresión sobre el nuevo ministro de energía: Igual, mejor o peor que Raineri?