(166) Multimillonarios “verdes” en el sur del mundo

dolares.jpg

(cc) thinkpanama

Decidir de un día para otro dejar la vida de ciudad, en el papel suena fácil. Pero lo cierto, es que hacerlo, no lo es. Mucho menos para un exitoso y prestigioso empresario multimillonario que ha conseguido todo gracias a su vida de ciudad. Pues claro, un golpe de timón en 180 grados significa dejar atrás una vida social activa, las carcajadas, el glamour, los autos de lujo y muchos más. Sacrificado, ¿no creen? La verdad es que NO. En fin.

Pero que un millonario decida asumir una causa humanitaria, finalmente puede terminar siendo un aporte. ¿Y por qué no un aporte para la Tierra? Buena idea. ¿Pero cómo se hace eso? Comprando una buena parte del planeta. Al menos así lo entiende un millonario.

Los grandes empresarios que dirigen su mirada hacia el sur del mundo, no son pocos. Pero los que deciden apuntar sus dardos y comprar una gran porción de tierra en el barrio sur de la Tierra, más encima con la intención de protegerla, no abundan. Por el contrario.

Casos hay. Por ejemplo, el famoso empresario verde, Douglas Tompkins. Sí, el mismo tipo que en la década de 1960 fundó la famosa marca de vida outdoor, North Face, y más tarde hizo su fortuna con la marca Esprit. De ese hablamos.

Lo genial de todo esto, fue que de un día para otro, este multimillonario decidió comprar una enorme extensión de tierras en el sur de Chile y Argentina, dejar su frívola vida en Nueva York e instalarse definitivamente en el sur de América. Así no más.

Con más de mil 700 hectáreas de tierra, el otrora empresario textil, se ha opuesto a la construcción de centrales eléctricas en la zona y creó el Parque Pumalín, un verdadero santuario de la naturaleza. La verdad nadie sabe si lo hace para cuidar su patrimonio o el de la humanidad, tema que actualmente no importa demasiado. El hecho es que el tipo transformó sus billetes verdes en una causa verde. Bien.

Otro empresario que decidió incursionar en el camino ecológico, coincidentemente, también proviene del mundo textil. Se trata de Johan Eliasch, director ejecutivo de la marca Head, entre otros cargos.

El hecho es que el año 2006 este multimillonario de origen sueco compró más de mil 500 hectáreas de Amazonas en Brasil. Sin dudas, una superficie bastante amplia. Y, según ha declarado, esto lo hizo con fines netamente ecológicos, entre otros, proteger la zona de la deforestación. La misma zona que hoy genera más del 20 por ciento del oxígeno de la Tierra. Un verdadero pulmón.

Pero no todo fue alegrías y bonanza en la historia del director ejecutivo de Head. Puest claro, Eliasch tuvo problemas. Sobre todo con los indígenas del lugar: los Munduruku, quienes han reclamado esos terrenos como propios.

El tercer caso que encontramos, también tiene que ver al mundo de la moda. Más bien con ambas modas, tanto la textil como la verde. Esta vez hablamos del famosísimo Luciano Benetton, dueño de la firma que lleva por nombre su apellido. Este multimillonario verde se adjudicó un amplio paño de tierra en la Patagonia argentina. Su inversión, al igual que la de Eliasch, también la trajo problemas con los pueblos originarios, en este caso con los Mapuches. Quienes incluso consiguieron la intervención del Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, logrando nada más que eso.

En fin. Estos son algunos casos de grandes compras de tierras en Sudamérica. Ahora sólo resta esperar y ver en el tiempo si realmente las intenciones de estos multimillonarios eran, verdaderamente, verdes. O sólo un camino para multiplicar sus billetes… verdes.