La casa cero emisión de General Electric

genetzeroenergyhomehirez474x350.jpg

La multinacional estadounidense General Electric ha anunciado recientemente que se encuentra desarrollando un sistema denominado “Net-Zero Home Project”, que permitirá que tanto las constructoras de edificios como los propietarios de las casas conviertan sus inmuebles en auténticas fuentes de ahorro energético. Combinando paneles solares, turbinas eólicas, control de aparatos y sistemas de almacenaje energético in-situ, entre otros, GE espera conseguir que los hogares reduzcan el gasto eléctrico de la red tradicional casi por completo.

En 2009 el sistema fue puesto a prueba por la compañía, y se espera que pueda ser comercializado en 2015. Según ingenieros de GE esta tecnología no será costosa pues supondrá, aproximadamente, un 10% adicional al costo de la casa. Y esa no es la única noticia positiva: los técnicos aseguran que si la casa está conectada al sistema eléctrico convencional, cualquier excedente de energía solar que se produzca podría ser vendido de vuelta a dicha red, lo que permitiría recuperar la inversión inicial en breve plazo.

El proyecto abarcará tres grupos principales: productos de eficiencia energética, de gestión de la energía y de generación, y almacenaje de energía. La parte más onerosa del proyecto será la de éste último grupo, producto de la instalación de turbinas eólicas o paneles solares en las casas. Por otro lado, GE ofrecerá a los usuarios un dispositivo controlador de energía denominado Home Energy Manager, diseñado para controlar y optimizar in-situ el consumo y la generación eléctrica. Este aparato se encargará, por ejemplo, de poner en marcha la lavadora en los momentos en que los paneles solares estén funcionando, y no durante los momentos peak de consumo en la red eléctrica general.

En lo referente al calentamiento del agua, GE ofrecerá, entre otros, el calentador Hybrid Electric Heat Pump Water Heater, diseñado para usar alrededor de 2.300 kWh por año, que es menos de la mitad de la energía que utiliza un calentador de agua eléctrico de 190 litros (que anualmente gasta alrededor de 4.800 kWh). Este dato no es menor, ya que en los hogares de Estados Unidos hay 60 millones de calentadores eléctricos del agua. Si el 10% de estas casas utilizaran el Hybrid Electric Heat Pump Water Heater se ahorrarían cada año 15.000 millones de kWh de energía eléctrica.

En el GE Net-Zero Home Project también participarán los automóviles. Como parte de el, los ingenieros planean que las baterías de vehículos eléctricos plug-in puedan recargarse durante la noche, conectadas a las fuentes energéticas de cada hogar. No sólo eso: las baterías de los mismos vehículos podrán inyectar energía al hogar, si el sistema lo considera eficiente en un momento.

Si todo el sistema resulta de fácil uso y realmente ofrece beneficios económicos para los usuarios, GE espera que la gente busque aplicarlo en sus casas, para su propio beneficio y el de todos. Para hacerse una idea de la ventaja ecológica del sistema: si 250.000 lavadoras funcionaran dependiendo de una señal “inteligente” de uno de los aparatos propuestos por GE, se contrarrestaría toda la energía generada por una central eléctrica de carbón.

Link: GE: Smart grid yields net-zero energy home (cnet.com)