Las abejas reconocen nuestras caras

23946484767d35807743.jpg

Ya hemos hablado sobre lo importante que son las abejas para el ecosistema y también mencionamos la moda de la apicultura urbana. Ahora les vamos a contar de un estudio que demostró que estos animales pueden reconocer nuestros rostros.

Adrian Dyer, científico de la Universidad de Monash, demostró hace cinco años que si se entrena a las abejas, éstas pueden reconocernos. Dyer les daba azúcar y luego mostraba fotografías de diferentes personas, las abejas iban directo a quien las había alimentado.

Martín Giurfa, investigador de la Universidad de Toulouse, publicó un estudio en Journal of Experimental Biology donde decía que claramente no distinguían a los humanos en forma individual, sino que diferenciaban rasgos. El experimento de Giurfa fue el siguiente:

Hizo caras esquemáticas, dos puntos para los ojos, una raya vertical para la nariz y una horizontal para la boca. Uno de los rostros tenías los rasgos muy separados y el otro muy juntos. Entrenó a las abejas, también con azúcar, y éstas nuevamente elegían la cara correcta.

Después les mostró un rostro y varias imágenes de puntos y rayas. Iban otra vez al rostro porque habían aprendido cuál era la disposición y características de una cara. No significa que nos reconozcan, sino que aprenden patrones de su entorno.