Apicultura urbana

 

La miel fabricada en casa es cada vez más requerida en las ciudades de Francia, Alemania, Inglaterra y Estados Unidos. Incluso la Casa Blanca y la Ópera de París, se han unido a la moda. Sus seguidores buscan recuperar a la abejas, animales clave en el equilibrio natural, porque están en peligro de extinción por el uso de pesticidas, la fragmentación de su hábitat, la enfermedades, el cambio climático y la introducción de especies exóticas.

Sin las abejas, el 70% de los cultivos mundiales no se llevarían a cabo, porque gracias a la polinización podemos disfrutar de vegetales y plantas que impiden la erosión del suelo. En el Reino Unido es donde más han crecido los panales urbanos. Desde 2008, Londres cuenta con 5.000 miembros de la Asociación de Apicultores, que tienen sus colmenas en patios o techos.

Los estadounidenses también practican la apicultura urbana y mantienen las colmenas en los jardines o en lugares cercanos a la casa. Incluso publican una revista para aficionados en el tema, Bee Culture, y libros que explican cómo hacer una colmena en la ciudad, The Backyard Beekeeper. Pero no está permitido en todas partes, en Nueva York, criar abejas está prohibido por considerarlas animales peligrosos y supone una multa de hasta 2.000 dólares.

En París la Asociación Francesa de Apicultores (UNAF), hizo un proyecto de recuperación de abejas y eso ha significado la introducción de 300 panales a la ciudad, instalados en balcones, techos, parques, centros comerciales y museos. Y en Alemania, en las ciudades de Frankfurt, Münich y Hamburgo, ya viven millones de abejas. En la República Democrática del Congo, iniciaron programas de introducción de abejas para que la miel mejore la alimentación del país.

Según la UNAF, las abejas criadas en la ciudad son más sanas y productivas que las del campo porque no están expuestas a pesticidas. No es necesario que los panales estén en un jardín, porque las abejas pueden recorrer vario kilómetros en busca de polen. Hay que dejarlos en sitios que no estén expuestos a las inclemencias del clima. También se debe elegir el tipo de abejas, recomiendan las italianas, carniolas o rusas.

Link Producir miel en la ciudad (Consumer.es)