Primavera en camino: temporada de huertas

huerta013.jpg

Oficialmente la primavera tiene fecha de entrada para Septiembre en el hemisferio Sur, pero para los que cultivan hortalizas, trabajan con frutales o quieren preparar sus jardines para la nueva estación, lo mejor es planificar y aprovechar de comenzar ciertas etapas ahora.

– Escoger el lugar o las macetas: lo ideal es que el terreno sea parejo y que le lleguen al menos 5 horas de sol al día.

– Saber qué te gustaría cosechar y qué te da curiosidad cultivar: Haz el plan y averigua por cada planta la distancia que requiere y así sabrás cuantos almácigos vas a requerir para esa planta. Calcular el espacio según las plantas que eligas te ayudará a no perder productos.

Foto: Prohuerta Argentina

– Tener un espacio libre para hacer los almácigos, generalmente en algún mesón de la cocina, donde se mantiene el calor, hay ventilación y vas a tener las plantas a la vista. Piensa que estás buscando imitar un invernadero.

En posts anteriores recomendamos variedades de hortalizas y hierbas con las que puedes probar, los lectores agregaron más en sus comentarios. Lo más difícil es conseguir semillas orgánicas, si comienzas a guardar las semillas de tu propia huerta, este punto se solucionará en una temporada. Si buscan con la palabra HUERTA, encontrarán una lista de posts útiles.

– Preparar la tierra: no es necesario cavar, si esto es lo que quieres probar, pero también existen los métodos como biointensivo. Preparar la tierra significa tocarla, ver si es muy arenosa o muy compacta y a partir de esto apoyar al suelo. Si ves que le faltan nutrientes, puedes abonar con compost o estiércol (ojalá de vaca) y ojalá también compostado.

– Riego: Depende de la extensión de la huerta que has diseñado y de si llueve o no en tu zona o tienes tiempo para regar, puedes usar sistemas de riego por goteo. Son eficientes y duraderos, incluso una manguera vieja con agujeros puede servir.

– Una vez decididos estos puntos, reúne tus semillas y comienza los almácigos.

Si medir las distancias entre hortalizas no te suena personalmente, con toda libertad, escoge tus semillas y espárcelas como caigan o en bolas de Fukuoka. Si no estás familiarizado con las plantas, este método podrá resultar confuso.

La idea es que encuentres la forma que más te acomode y se adapte a tu estilo de vida. Con tierra, agua y sol, las semillas van a brotar.