Tratamientos caseros para conservar el tinte en el cabello

Utilizando aquello que tenemos en casa, podemos preparar excelentes mascarillas y tratamientos para el pelo teñido, para que el color no se vaya y siempre se mantenga sedoso y con brillo.

  • Mascarilla de mayonesa: sirve para reparar el cabello si está muy reseco por causa de la tintura. Aplica media taza de mayonesa desde la raíz hasta las puntas. Cubre con una toalla para que humecte bien, durante 15 minutos. Enjuaga con abundante agua (entre tibia y caliente) y por último, con un poco de agua fría para cerrar los folículos. Repite el tratamiento una vez por semana.
  • Mascarilla de manteca de cacao: es perfecta para reparar las puntas abiertas o dañadas, producto de los químicos que contienen los tintes, así como también para que el brillo regrese. Coloca media taza de manteca de cacao en el microondas para que se ablande. Extiende sobre tu cabello, sobre todo de la mitad hacia las puntas. Deja que actúe 10 minutos y enjuaga con abundante agua caliente. Finaliza con un poco de agua fría. Puedes repetir una vez cada siete días.
  • Mascarilla de huevo: sirve para reparar el cabello químicamente dañado o seco. Bate dos yemas y cubre el pelo. Haz un rodete y deja que actúe por 20 minutos. Enjuaga y usa shampú habitual hasta que ya no queden residuos de huevo o el característico olor.
  • Mascarilla de aguacate: esta fruta contiene ácidos grasos y vitaminas, siendo ideales para tu cabello teñido. Le devolverá el brillo, la suavidad y la hermosura en cuestión de minutos. Sólo tienes que quitar la pulpa de un aguacate entero y esparcir por todo el pelo. Deja media hora y enjuaga.
  • Mascarilla de yogur: suavizará la piel del cuero cabelludo, que también ha sido maltratada o dañada por causa de la tinta. Aplica una taza de yogur natural en todo el pelo, dejando unos 15 minutos. Enjuaga y lava como de costumbre.