Consejos para elegir la coloración y el corte perfecto según tu tipo de rostro

No a todas nos queda bien la melena bob, el pelo muy corto o demasiado largo. O el color rubio o rojo, por muy de moda que estén. Estas son las mejores sugerencias, según tu tipo de rostro y tono de piel, ¡anímate a ese cambio de look!

Por: Valeska Silva Pohl

Nada mejor que un refresh para empezar la temporada invernal, ¿verdad? Hacerte un corte de pelo diferente o un cambio de color puede llegar a ser renovador y muy positivo, por lo que vale la pena arriesgarse de vez en cuando y atreverse. La idea de cambiar es para renovarnos, vernos distintas, más lindas y sentirnos más confiadas. Un corte de pelo puede favorecer nuestra piel, realzar los ojos, o sacarle partido al rostro. Si bien sabemos que hay muchas formas de sentirnos mejor y cambiar de imagen, el corte de cabello o cambio de color son los más notorios y radicales.

Para conseguir ese look ideal –pero que sobre todo sea acorde con tu tipo de rostro y piel– nos reunimos con especialistas de BAS, Beauty Art Studio, escuela de profesionales de la belleza, quienes nos entregaron una base para que no te equivoques en la elección y te atrevas a salir renovada a enfrentar el frío del invierno.

Romina González, directora académica de BAS, parte señalándonos que en materia de corte, la tendencia hoy está marcada por el cabello corto, a la altura de la clavícula, y el regreso del flequillo que se usó en los años 70. "Las recomendaciones pasan fundamentalmente por no seguir la moda, especialmente si la moda no va contigo… En todo caso los principales estilos son el cabello corto, y los cortes graduados tanto para mujeres como para hombres. En el caso de las mujeres se usan también los cabellos sólidos y en capas con el mismo estilo del bob".

Desde el año pasado que el corte bob y long bob es muy popular en todo el mundo y por una muy buena razón: es versátil, fácil de mantener y además permite el estilo que sea, porque lo puedes llevar bien en cabellos lisos o crespos. Además tiene la longitud perfecta y es lo suficientemente largo como para recogerlo en un moño.

Rostro redondo: "En este caso, y si te gusta el cabello corto, el bob es una muy buena elección, ya que al tener la parte frontal un poco más larga nos ayuda a afinar el rostro. Un largo que no pase la clavícula te mantendrá en tendencia. También puedes dejar unas ondas sueltas, que te darán más movimiento sin generar tanto volumen", afirma Romina.

Rostro ovalado: "Son muy afortunadas porque es un tipo de rostro equilibrado…, ya que se supone que uno debería llevar a corregir todos los otros tipos de rostros a esta forma ovalada, mediante el corte", asegura la especialista. Si es tu caso puedes usar cualquier corte, llevarlo liso o crespo, ambos te quedan muy bien. "Para este tipo de rostro sólo deberíamos evitar otorgar volumen en la parte frontal, como por ejemplo un jopo muy protuberante", agrega.

Rostro cuadrado: "Lo óptimo es reducir y crear curvas en los lados, añadiendo rizos o capas. Si se utiliza flequillo, ayudará a disimular el largo del rostro".

El color
Los colores cobre y rubios son los que fundamentalmente se llevan esta temporada. La fantasía es otra de las novedades. "Para las personas trend setter o 'llevadores de tendencias' y atrevidas, se usan mucho los colores de fantasía, pasteles y platinados. Para quienes son más tradicionales pueden utilizar efectos de color con aclaraciones, como el balayage y otros tipos de técnicas similares, pero en este caso en general lo que se busca es resaltar la naturalidad del cabello", explica Romina.

Los tipos o formatos de rostros no influyen en el color del cabello; lo que sí es importante es la colorimetría de la piel, es decir, si tienes la piel clara u oscura, fría o cálida. "Al momento de realizar el color debemos tener en cuenta el tipo de piel, el tono de los ojos. Debemos considerar, por ejemplo, que las pieles claras frías y claras cálidas, a ambas por igual le viene la gama de los tonos rubios. Por el contrario, a las pieles que son más oscuras les quedan mucho mejor los tonos marrones, cobrizos, violetas y rojizos", indica.

Las chilenas en general tenemos de base tonos que van desde rubios oscuros a morenos. Y para dar brillo, luminosidad y color, tendencias como el balayage, babylights y el freestyle –principales técnicas para llevar el cabello en degradé– son una buena opción. "El balayage le viene tanto a las mujeres de cabellos lisos como ondulados, cortos y también largos. Si el cabello es liso u ondulado queda bien ya que la técnica no tiene que ver con la textura natural del cabello. Lo que sí es importante es que siempre en un trabajo de balayage se finalice con un peinado de ondas, ello porque al realizar el rizo dejas ver las zonas del reverso del cabello, y de esta forma se ayuda a visualizar los distintos matices que se logran con esta técnica", concluye Romina.

Las técnicas de Iluminación más utilizadas hoy:

* Bronde lux: Añade luz y sombra tridimensional, agrega glamour y luz a lo natural.
* Balayage: Efecto de luz.
* Baby Light: Efecto suave de luz.
* High Light: Efectos de mechas con papel metálico.