Rejuvenece tu piel con dos técnicas infalibles y en tendencia

Si estás pensando en aplicarte algún tratamiento especial que te ayude a mejorar la apariencia de la piel, toma en cuenta estas recomendaciones que nos hace un grupo de expertos

Seguramente has escuchado el término 'rejuvenecimiento' muchas veces, incluso puede que te llegue a la mente que sólo se logra con procedimientos quirúrgicos que alteran la forma natural de tu rostro. La idea actual de los tratamientos faciales, es conservar el aspecto natural y una apariencia saludable sin necesidad de cambios drásticos, por lo tanto, es importante la prevención y conservarse bien con tratamientos regulares que permitan conservar los rasgos propios.

DESCUBRE MÁS

 

Es importante saber que eres dueña de tu rostro y puedes lograr un equilibrio con el abordaje adecuado y claramente, supervisado por un especialista. Una de las formas más efectivas de lograr una armonización facial sin la necesidad de procedimientos quirúrgicos, es con la aplicación de Bótox® (toxina botulínica) y Juvéderm® (ácido hialurónico) o una combinación de ambos.

Con la toxina botulinica se obtiene una relajación selectiva de los músculos faciales, logrando una expresión más agradable y suave. Se consigue además que en la piel disminuyan las líneas y surcos que, por el movimiento facial continuo, se van convirtiendo en arrugas permanentes. La intension del tratamiento actual es lograr una expresión armónica sin dejar caras paralizadas o inexpresivas.

El Ácido Hialurónico es un material de relleno natural y absorbible con el que no solo podemos devolver el volumen y textura de la piel, sino que además podemos aumentar a nivel profundo los relieves de pómulo, mentón y áreas que se atrofian por el paso del tiempo, devolviendo las características de los rostros jóvenes y atractivos.

Ten en cuenta que antes de realizarte estos tratamientos con rellenos de Ácido Hialuronico, debes conocer, cuál es el mejor, dado que los hay de distintas densidades y para diferentes resultados como: minimizar arrugas, suavizar ojeras, recuperar volumen y redefinir labios.

Estas aplicaciones deben ser realizadas por un médico especialista, ya sea cirujano plástico o dermatólogo y que tenga buena experiencia, a su vez, es recomendable realizar un plan de tratamiento en donde se describa cuántas aplicaciones serán necesarias y cuáles serán los tiempos para poder visualizar un resultado completo, ya que cada caso es diferente.

Posterior al tratamiento debes de seguir cuidados básicos para tu rostro, como lo son el uso diario de protector solar y no exponerte demasiado tiempo al sol, una alimentación equilibrada, ejercicio regular, buena hidratación y no fumar. Recuerda que belleza informada, es más que belleza.

Con información de Allergan