¿Cómo combatir el acné adulto?

acne1.jpg

El otro día conversábamos sobre lo molestos que son los puntos negros y los poros grandes. Hoy hablaremos de otro problema un poco más complejo, y que sufren muchas mujeres. El acné adulto. Ya no se trata de esas espinillas adolescentes que pasan con la edad y de las cuales nos acordamos con risa. Es un problema de salud que arrasa con el autoestima de muchas mujeres. Conversamos con el médico dermatólogo Raúl Charlin, de VidaIntegra, y le hicimos algunas preguntas para tener una idea médica sobre esta enfermedad.

1.- ¿Qué es el acné?

El acné es una enfermedad de la piel caracterizada por comedones (puntos negros), pápulas (granos) y pústula (espinillas) en el rostro y el tronco. En general, es de carácter crónico, es decir, se mantiene la tendencia a tenerlo por algunos años.

2.- ¿A qué edad es más frecuente el acné?

Durante la adolescencia, hasta más o menos los 20 años.

3.- ¿Existe alguna diferencia entre el acné que da cuando se es adolescente frente al acné adulto?

El acné en la adolescencia suele ser más intenso e inflamatorio. El adolescente, por otra parte, suele tener el rostro más graso. Es importante resaltar que el acné que va más allá de los 22 años en la mujer, debiera ser evaluado desde el punto de vista hormonal.

4.- ¿Por qué sería que la creencia popular es asociar el acné a una edad más bien adolescente?

Porque es la etapa de la vida en que este comienza y es más frecuente.

5.- ¿Cuáles son las principales causas o elementos propensores del acné?

Se produce por una multiplicidad de factores:
Genética: hay una clara característica hereditaria en el acné.
Hormonal: La testosterona estimula el crecimiento de las glándulas sebáceas y facilita la obstrucción del folículo piloso.
Obstrucción: El uso de cremas y maquillajes puede obstruir los poros y facilitar la aparición de acné

6.- ¿Qué rol juegan las hormonas?

El normal aumento de las hormonas sexuales en la adolescencia propicia la aparición de acné. Ahora bien, hay mujeres con desbalances hormonales que acentúan y perpetúan la presencia de acné. Estos desbalances se evidencian principalmente por menstruación irregular, aumento del vello corporal, acné de difícil tratamiento o caida del pelo.  Estas personas deberían hacerse una evaluación hormonal. En caso de haberla, corrigiéndola pueden mejorar espontáneamente los problemas cutáneos.

7.- ¿Influye la alimentación?¿Beber alcohol?¿Fumar?¿No hacer deporte?¿Vivir en una ciudad contaminada?¿El estrés?

Aún existe poca evidencia científica que relacione alimentos a la aparición de acné. Se ha asociado al consumo excesivo de leche y lácteos, eventualmente por la carga hormonal que estos podrían tener. También se ha asociado la aparición de acné con la ingesta de alimentos muy ricos en carbohidratos (azúcares) por el aumento del nivel de insulina.  Más allá de la evidencia científica, algunos pacientes relatan que tras comer determinado alimento le aparecen “espinillas”. En estos casos se les recomienda evitar dichos alimentos. Respecto del estilo de vida, llevar una vida poco sana, sedentaria y principalmente estresada propicia la aparición varias enfermedades cutáneas, una de ellas el acné. Es clásico el acné que se acentúa en períodos de exámenes.

8.- Además de mantener una adecuada limpieza con productos específicos, ¿Qué pueden hacer las personas para combatirlo?

Lo más importante es evitar cremas o maquillajes que obstruyan los poros. Estos tienden a desencadenar o agravar el acné. Han de usarse tópicos libres de grasa (oil free),  y preferentemente recomendados por un dermatólogo, pues el hecho que esté escrito “oil free” en el envase no presupone que no empeorará el acné.  En general, preferir geles o fluidos por sobre cremas o ungüentos. El acné se trata de forma tópica y en casos más severos, con fármacos orales.

Tratamiento tópico: Para comenzar, deben usarse jabones desengrasantes oexfoliantes. Con respecto a las cremas o geles, el principal producto ha ser usado es un retinoide. Los retinoides generan una exfoliación de la piel y desengrasamiento que desobstruye el poro; constituyen el eje del tratamiento tópico para el acné. Ante la presencia de lesiones inflamatorias pueden también administrarse antibióticos tópicos.
Peeling (exfoliación química): Determinados peelings tienen la propiedad de desinflamar lesiones inflamatorias, desobstruir los poros (y evitar la aparición de nuevas lesiones) y mejorar las cicatrices existentes. Se usa en forma asociada al tratamiento tópico convencional.
Tratamiento oral: Se utilizan antibióticos orales. Para casos más graves se usa laisotretinoina oral.