Pon a prueba estas recomendaciones para tener sexo sin que los vecinos te escuchen

El sexo es placer y a muchas hace salir de control logrando que más de uno se entere.

El sexo es placer total y a muchas personas los hace salir de control, logrando sin querer, que más de uno se entere. Y es que a veces pasa que los vecinos al otro lado de las paredes o miembros de la familia  desde la sala escuchan gemidos y muestras de pasión desenfrenada.

Más de uno ha vivido situaciones similares y aunque algunos les incomoda, sabemos que a otros les despierta la curiosidad. Sin embargo, tener sexo sin que nadie se de cuenta es muy sencillo.

Te damos estas recomendaciones que ofrece Cecilia Sharpe, para que puedas poner en práctica de inmediato.

1 –  Pon música

Con la música puedes disimular un poco el ruido y los gemidos. Además de que te puede ayudar a alimentar la intensidad sexual. ¡Atrévete a sentir el amor con el ritmo de la música!

“La música puede esconder todo tipo de gemidos y ruidos, por lo que puedes encerrarte en el cuarto con cualquier excusa, subir el volumen y disfrutar un poco de tiempo de calidad. No olvides pensar en una excusa para cuando salgan de tu cuarto”, recomienda Sharpe.

2- Posiciones frontales

El sonido de los gemidos es una forma de comunicación no verbal, pero si practicas posiciones sexuales frente a frente podrás emplear otros.  El contacto visual, los besos, los apretones en incluso taparse las bocas pueden ser tácticas que nutran el encuentro sexual.

3- Juguetes sexuales silenciosos

Emplear algunos juguetes sexuales puede ser un complemento interesante, pero trata que estos no hagan demasiado ruido, pues te podrían dejar en evidencia. Ser silenciosos no quiere decir que no sean poderosos.

4- Almohadas como cómplices

Probablemente muchos recuerdos lleguen a ti en este momento. Es que las almohadas parecen ser un elemento común en aquel momento en que gritaste desenfrenadamente durante el orgasmo o, incluso, previo a él.

“Las almohadas son excelentes amortiguadores para toda clase de gritos. Una versión modificada de doggy style, donde tengas una almohada donde tapar tu boca es excelente idea,” recomienda la experta.

5- Usa el piso

Lamentablemente muchas camas delatan a las parejas. Si tienes de esas cabeceras ruidosas, puedes probar teniendo sexo en el piso. Es cuestión de acomodar bien el espacio y listo, pero hazlo bien para que luego no tengas dolores musculares en las articulaciones.

6- Sexo en el baño

¿Has experimentado tener sexo con tu pareja en el baño? Es una buena opción, aunque dejar correr el agua la haga la menos ecológica.

“Dejar correr el agua podría disminuir cualquier ruido,” especifíca Sharpe. “Pero asegúrate de ser cuidadosa, las bañeras y regaderas son lugares resbaladizos, especialmente si tienes que agregar lubricante y otro cuerpo a la ecuación”, advierte.

7- Arma tu excusa

Si la pasión desenfrenada te ganó y te delató, debes preparar una buena excusa para el momento incómodo en que alguien te pregunte. No dudes que algún imprudente lo hará.

8- Dedica más tiempo al sexo oral.

¡Así es! Aunque es igual de placentero, durante las prácticas orales no suelen emitirse gemidos o gritos tan fuertes. La persona tiende a controlarse un poco más. “Esto hará mucho más excitante cuando puedan finalmente hacer todo el ruido que se les de la gana,” dice Sharpe.

Te recomendamos en video