La infidelidad ayuda a perder peso, ¿Será?

Y si es cierto, mejor ten a tu novio en la mira de la váscula…

Bueno, hay que poner atención, esta en definitiva no es una nueva dieta para perder esos kilitos que están de más. De acuerdo a una encuesta realizada por UndercoverLovers.com y publicado en Yourtango, pareciera que los infieles tienen buenas probabilidades de deshacerse de unos cuantos kilitos.

En esta encuesta, los hombres infieles afirmaron haber perdido tres kilos, mientras que ellas dijeron haber perdido 5 kilos. Yo había oído, y experimentado de paso, eso de que el amor engorda, pero esto parece ser bastante nuevo. El fenómeno es tan interesante que incluso ya se tiene una teoría científica sobre por qué sucede esto.

Según Craig Jackson, profesor de Psicología de la Universidad de Birmingham, dice que al tener un romance, se producen en el cuerpo varias sustancias que ayudan a la pérdida de peso. Se producen en el cuerpo Adrenalina, Cortisol, se acelera el ritmo cardiaco, la respiración es más rápida, la presión arterial se eleva y así lo hacen los niveles de Serotonina. Todo esto ayuda a quemar calorías, además de que la sensación de estar enamorado muy a menudo aumenta la motivación para estar en forma, hacer ejercicio y seguir la dieta de forma más estricta.

No sé, sigue sin sonarme a una dieta que quiera seguir, porque la infidelidad es una bomba de tiempo que le estalla en la cara a todos los involucrados (y a terceras personas también). Yo sé que son inteligentes para no tomarse esto como una dieta, pero si están pensando en una relación así, les recomiendo: reconsidérenlo. Nunca he oído que acabe bien.