¿Hasta dónde se puede llegar por una pena de amor?

Hoy nos enteramos que Demi Moore fue internada en una clínica. La actriz lleva varios meses afectada por su separación de Ashton Kutcher lo que claramente la llevó a este extremo.

“El niño que enloqueció de amor” es una novela chilena escrita por Eduardo Barrios y que cuenta la historia de un pequeño que encuentra la muerte por un amor mal correspondido. Puede que esta sea una historia ficticia, pero en la vida real también no topamos con sufrimientos de amor tan intensos que nos pueden llevar a los peores desenlaces.

Hoy nos enteramos que Demi Moore fue internada en una clínica, según su agente, por cansancio y tensiones. Sin embargo, según el medio más chismoso de la red TMZ la actriz en realidad habría abusado de sustancias lo que la llevó de urgencia a un centro médico.

Después de su separación de Ashton Kutcher, Moore no ha sido la misma ha bajado varios kilos y claramente se ha mostrado mucho más demacrada que meses antes de este desenlace amoroso cuando aseguraba que estaba en el mejor momento de su vida.

Claramente, el sufrir por amor es algo que ha todos los seres humanos nos ha pasado y es que no es fácil encontrar a una persona que esté dispuesta a pasar la vida junto a otra, menos en este mundo que vivimos hoy lleno de inseguridades y falta de compromiso.

Pero ¿hasta dónde se puede llegar por una pena de amor? ¿Qué podemos ser capaces de hacer por esa tristeza incontrolable? La verdad es que no sacamos nada con lamentarnos eternamente, lo más sano es distraerse y hacer cosas productivas que nos den alegría para superar la pérdida. Hay que darse ánimo.

Es importante en algunos momentos poner la mente fría y no caer en extremos peligrosos, porque el amor y la falta de él pueden cegar hasta a la persona más inteligente o racional del mundo.