Sexo en vacaciones

Ahora que el estrés comienza a desaparecer, es el mejor periodo para tener ricos encuentros con tu pareja o chico de turno.

Lo bueno de las vacaciones es que podemos darnos no solo el espacio para descansar, sino que también para compartir con la pareja o el chico que aparezca y tener un buen sexo. No están las preocupaciones de volver a la capital, tampoco de tener que levantarse temprano y lo mejor es que andamos más descansadas y deshinibidas para gozar de la mejor manera.

Por otro lado todo nos favorece para poder disfrutar del sexo. El bronceado nos hace ver más guapas, todos andan con menos ropa debido al buen tiempo, lo que además permite experimentar encuentros sexuales en lugares menos tradicionales. De hecho, médicamente hablando, la testosterona, hormona que estimula el deseo sexual, alcanza sus niveles más altos durante el verano, porque responde a los estímulos de la luz. La serotonina y la endorfina, involucradas en la sensación de placer, aumentan sus niveles en el cuerpo con la alimentación, el ejercicio físico y la luz.

Además, debido a que el estrés comienza a desaparecer y ya no nos parece mal todo lo que hace el otro, andamos con mejor humor y más predispuestas a querer disfrutar a todo dar los días libres. Por lo mismo es la mejor época para cumplir, por ejemplo, fantasías sexuales.-La piscina es una exquisita opción-.

Lo ideal es tratar de mantener esta relación al regresar. Por lo mismo hay que aprovechar muy bien los días de descanso, ya que hay quienes aseguran que por lo general existen crisis de parejas al volver de vacaciones. Esto se produce por la desmotivación que causa el continuar en la rutina.

Y tú, ¿cómo disfrutas del sexo en verano?