Actualidad

Belen Grijalva: La primera joven ecuatoriana que participa en la COP28

La juventud ecuatoriana se sigue abriendo camino en la lucha climática global.

Belén Grijalva, experta en sostenibilidad y representante junto a la delegación ecuatoriana en la COP28

La COP28, realizada en Dubai, se erige como una plataforma global donde representantes de diversos países convergen para enfrentar el desafío del cambio climático.

Este espacio va más allá de la retórica; es un foro crucial para abordar cuestiones clave relacionadas con la mitigación de emisiones de gases efecto invernadero y la adaptación a los impactos climáticos, temas esenciales para la preservación del medio ambiente a nivel mundial.

En una conversación con Belén Grijalva, una de las jóvenes representantes de la delegación ecuatoriana, se desentrañó el proceso que la llevó a participar en la COP28. Su experiencia inició con la convocatoria del Ministerio del Ambiente dirigida a jóvenes de 18 a 25 años. Después de capacitaciones intensivas y una simulación de negociaciones, Belén se destacó entre 30 participantes, asegurando su lugar en la delegación.

Recomendados

“Yo sería la primera mujer joven ecuatoriana en ganar este concurso de operación COP y poder representar al Ecuador como joven embajadora por el clima”

Belén compartió su perspectiva sobre los retos de sostenibilidad en Ecuador, destacando que a menudo estos temas pasan desapercibidos. Su participación en la COP28 no solo le brindó una comprensión más profunda de los problemas ambientales, sino que también resaltó la falta de recursos y fortalecimiento institucional en el país para abordar estos desafíos.

En el ámbito internacional, Belén observó que otros países cuentan con recursos, fortalecimiento de capacidades y una infraestructura institucional robusta. Para Ecuador, alinearse con la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático requiere un Plan Nacional de Acción Climática (NDC), que a su vez necesita financiamiento, personal y recursos para obtener datos esenciales.

En la COP28, se evidenció la lucha de países como Ecuador por obtener el respaldo financiero de naciones más desarrolladas. Este financiamiento es esencial para implementar proyectos y recopilar datos fundamentales que permitan entender la situación actual. Belén señaló que, en comparación con otros países, Ecuador tiene un número reducido de negociadores (alrededor de 7 u 8), lo que destaca como una oportunidad de mejora.

La experiencia de Belén resalta la necesidad de involucrar a más actores en estos procesos. La comprensión y participación en las negociaciones climáticas deben trascender a un grupo reducido de especialistas para involucrar a la sociedad en su conjunto. En la COP28, la llamada de Belén es clara: todos deberíamos conocer y participar en estos temas cruciales para el futuro de nuestro planeta.

Te puede interesar:

Madres del siglo XXI: La revolución de la maternidad después de los 40

Héroes peludos: Los canes que marcan la diferencia en la seguridad de Ecuador

Tags

Lo Último


Te recomendamos