Actualidad

Madam C.J. Walker, la primera mujer millonaria hecha a sí misma

Su historia es tan fascinante –sobre todo por la época en la que sucedió– que hasta Netflix le sacó miniserie.

Lo ha dicho Forbes y lo registró el Guinnes World Records: la primera mujer millonaria hecha a sí misma en Estados Unidos fue Sarah Breedlove, más reconocida como Madam C.J. Walker. Su historia es tan fascinante –sobre todo por la época en la que sucedió– que hasta Netflix le sacó miniserie. Walker nació el 23 de diciembre de 1867 en Delta, estado de Luisiana, Estados Unidos. Sus padres fueron esclavos antes de su nacimiento. Trabajó como lavandera desde los 10 años, a los 14 se casó y tuvo una hija; y enviudó a los 20 años. Su vida terminó el 25 de mayo de 1919 cuando tenía 51 años.

Según la BBC, la historia de esta empresaria está escrita en “unos 200 libros, apareció en varias exhibiciones de museos, incluso en el Simthsonian en Washington DC, y Nueva York nombró una calle en su honor”.

En esa época la economía de Estados Unidos estaba floreciendo gracias a la industrialización, pero se vivía uno de los momentos más aterradores para los afroamericanos, más que todo en el sur del país, a causa de la segregación racial. ‘Separate but Equal’ o “iguales pero separados” fue una frase común en ese entonces y fue utilizada por primera vez en Luisiana.

El ideal de belleza para las mujeres en el siglo XX radicada en la exaltación del pelo y la piel de la mujer europea blanca.

Te puede interesar: Protagonista de La Cabaña, Octavia Spencer, tiene nueva serie en Netflix.

Así surgió el imperio capilar de Madam C.J. Walker

Sarah Breedlove sufría por la caída de su pelo debido a los malos tratos que le daba –algo bastante común en las mujeres afroamericanas de la época–. Eso la condujo a experimentar con una variedad de productos capilares.

Una buena noche, según ella misma decía, la fórmula perfecta para solucionar su problema se le reveló en medio de un sueño. Así fue como nació ‘Wonderful Hair Grower’ y toda su línea de productos capilares creados, modelados y vendidos puerta a puerta por ella misma, en gran medida y en primera instancia, a las mujeres afro de todo Estados Unidos.

Así como su historia, su legado y su marca todavía perduran y se pueden comprar en diferentes tiendas en línea.

Conoce: ¿Cuáles son las 5 mujeres más ricas del mundo?

¿De cuánto era la fortuna de Madam C.J. Walker?

Al momento de su fallecimiento tenía una fortuna de más de un millón de dólares. Los Guinnes Records explican que es difícil determinar el alcance exacto de la riqueza de esta mujer, sin embargo y aunque ella negara ser millonaria, solo con una propiedad inmobiliaria que tenía en Nueva York valuda en 700 mil dólares, más su participación mayoritaria en su empresa que era de alrededor 500 mil dólares anuales, el valor neto de su fortuna ascendía el millón de dólares.

Además, el libro de Guinnes asegura que “hay otras empresarias que pueden haber alcanzado la marca del millón de dólares antes, incluida la ex empleadora de Madam Walker, Annie Turnbo Malone (1869–1957), la magnate inmobiliaria Bridget “Biddy” Mason (1818–91) y la financista Mary Ellen Pleasant ( 1814–1904), pero sus finanzas no están tan bien documentadas”.

Te sugerimos leer: Mansa Musa, el hombre más rico en la historia.

Tags

Lo Último


Te recomendamos