Actualidad

Lorena Lasso: una mujer ‘todo terreno’

La CEO de Assistec nos comenta cómo su empresa logró posicionarse entre las mejores de Relaciones Públicas.

Lorena es una empresaria que ha sabido aportar en el crecimiento de marcas sumamente fuertes a nivel local e internacional, y esto es porque es la cabeza y parte medular de Assistec, agencia de Relaciones Públicas. Pero más allá de su aporte en este sector, es fundadora de Women for Women, desde hace siete años. “Empezamos con un grupo de mujeres CEOs de otras empresas nacionales para que motiven a sus equipos de mujeres a desarrollarse. Esto, pensando en que solo el 4% de las mujeres a nivel mundial llegan a puestos directivos y nosotras impulsamos a cambiar esa realidad en el mundo empresarial”, cuenta. Sin embargo, ahí no para su labor, es una mujer ´todo terreno´y muy sorora porque piensa en cómo aportar a mejorar la calidad de vida de otras mujeres, es así que también es vicepresidenta de Junior Achievement Ecuador donde trabaja en programas para mujeres emprendedoras y además forma parte del directorio de la empresa Caemba, casitas emergentes de bambú, para dar viviendas a las mujeres en situaciones vulnerables en Esmeraldas. “Este beneficio es pensado en que ellas puedan crecer económicamente con sus propios emprendimientos para que no dependan únicamente de sus parejas”, explica Lore.

El sueño de tener su propia empresa empieza tras tomar la decisión de trabajar sin relación de dependencia y hacerlo por y para ella misma con su compañía. Llega a esto luego de laborar en tres multinacionales diferentes y posteriormente en la banca, en esta última no resultó porque quebró. Ahí, a sus 30 años, experimentó el sabor amargo de la crisis en medio de un proceso de divorcio. “No tenía trabajo y debía dar de alimentar a dos boquitas, además de una separación difícil. El país afrontaba una situación complicada y todo se veía oscuro en esa época”, narra Lorena.

Recuerda que consiguió un trabajo de medio tiempo para destinar el resto del día a trabajar en desarrollar lo que hoy es Assistec, empresa que ve la luz en el 2000. “Empezamos haciendo de todo un poco. Entre mis anécdotas recuerdo que la primera factura fue de 10 mil dólares, no por RRPP sino por evento y la utilidad fue de $8.000, entonces me dije “qué hacía metida en un banco” (entre risas). Pero este margen nunca se repitió y eso me obligó a pensar estratégicamente. No tenía oficina, trabajaba desde la casa y con su niñera que a veces hacía las funciones de mensajera, todo se fue dando hasta lograr codearse de empresas fuertes como Coca Cola, General Motors, Toni, Arca, entre otras.

“Algún día me propusieron hacer la reunión agendada en mi oficina y yo no contaba con este espacio así que de manera inmediata alquilé una pequeña, compramos mesas y sillas. Esto surgió de la necesidad con el cliente, pues debíamos mostrar una imagen y para esto ya trabajábamos tres personas. Así arrancó Assistec, poco a poco eran 15, 20 personas y ahora son más de 40. Cada seis meses cambiábamos de oficina porque ya nos iba quedando corta. Costó mucho, no es fácil emprender pero jamás imposible.

Recuerdo que yo no tuve un sueldo fijo hasta el año número siete, yo era la última en percibir esto así como había meses que ganaba muy bien. Luego nosfuimos estabilizando tener nuestra cartera fija.

General Motors fue el primero que creyó en la empresa cuando vio una presentación espectacular y ganamos a otras agencias de renombre y con mayor experiencia en una licitación. Así mismo sucedió con Coca Cola que ya va 11 años trabajando con nosotros. De esta manera fuimos consolidando con multinacionales poderosas”, detalla.

Assistec cuenta con un cliente como mínimo en cada línea de negocio. En alimentos y bebidas está Coca Cola, Moderna Alimentos, Toni y Arca. Las manejamos con tres direcciones distintas. En tecnología está Huawei y Honor. Y también cuenta con marcas internacionales.

“Yo creo que eso fue en el instante en que una multinacional como GM nos dio un contrato de 3 años. Una vez que una multinacional grande entra y tú manejas eso ya empiezas a crear un portafolio más grande y otras empresas ya empiezan a confiar en ti y te dan los contratos.

Antes de eso ¿cómo llegamos a GM? Trabajábamos proyectos y eventos puntuales y GM nos contrató. Entramos a la licitación dos días tarde porque hacíamos comunicación interna para ellos e influyó el resultado de ese trabajo, demostrado en proyectos puntuales.

Siempre damos el valor agregado, vamos más allá de las proyecciones. Así fue como nos invitaron a participar en el 2006.

También manejamos la comunicación para la Cámara de Comercio Ecuatoriana - Americana desde que arrancó la agencia y yo me involucré también en el directorio”, acota Lorena.

¿Cómo manejar la crisis?

“El manejo de crisis va muy de la mano con el manejo de la comunicación y yo siempre he tenido una visión no solo de comunicación. Arranqué mi carrera estudiando Administración de Empresas y trabajando en multinacionales, tuve la oportunidad de armar GM. Todo se convirtió en un aprendizaje enorme, debía leer los manuales para abrir todas las áreas de la empresa y aplicar todas las políticas.

Cuando abrí Assistec ya sabía cómo manejar una empresa. Siempre he podido ver más allá de la comunicación y hacer una asesoría integral considerando el entorno país, el business plan de la empresa, atando la comunicación a eso y cuando tienen una mirada amplía tienes que mirar también de dónde puede cojear la empresa y por dónde puede tener una crisis y cómo manejar.

Ha ido cambiando, antes tenías tiempo de reaccionar ante una crisis, ahora es inmediato, uno tiene que estar listo. Tus reacciones en las 24 horas, sobretodo en las dos primeras horas, pueden determinar el futuro de la empresa.

Luego de dos décadas de trabajar, hemos logrado un nombre en nuestro mercado. No lo promocionamos, pero nos contratan por el boca a boca”.

Un semillero de expertos

Lorena comenta que varias empresas que conocen la marca de cerca han requerido los servicios de sus empleados por considerarlos como los más idóneos. Valora el recurso humano y su curva de aprendizaje. No basta con tener solo direcciones sino que ha impulsado el ecosistema Assistec con el fortalecimiento de la parte digital, a través del diseño multimedia, videos, equipo editorial, área de eventos, capacitación, entrenamiento de voceros, equipos de comunicación, entre otros. “No dependemos de terceros, ofrecemos un servicio integral”, comenta.

Siendo líder tuvo que dedicarse a superar el cáncer de seno y lo logró victoriosa, su equipo estuvo al frente y pudieron manejarlo con la misma determinación. En medio de la pandemia aprende a volar aeronaves en EEUU, poniendo a prueba su fortaleza, dedicando hasta ocho horas diarias para cumplir con los exámenes de este reto en el mundo de la aviación. Es por eso que la ves en esta foto junto a una aeronave, muy segura y feliz de ser una de las primeras pilotos de aviones no comerciales del país.

Había un aeropuerto cerca de su casa y decide indagar para aprender a volar, acababa de trabajar y estudiaba de seis a ocho horas para aprender de clima, aerodinámica, instrumentos, regulaciones, vientos, física, y un sinfín de información. Todo esto en inglés.

Ella es íntima amiga de la perseverancia, le encantan los retos, y cuando dice que está embarcada en uno jamás tira la toalla.

Lorena aclara que esto de pilotear no es solo pasar un examen, es hacerlo con conciencia porque ahí involucras tu propia vida y es así como lo ha manejado. dice que los paisajes de ecuador son lienzos naturales para volar, lo ha hecho en algunas playas en aviones ultraligeros como copiloto. Siente que este hobbie le llena mucho el corazón así como el tenis y los retos con su empresa. Sin duda una mujer de gran poder.

Tags

Lo Último


Te recomendamos