Actualidad

Una niña afgana fue rescatada de un matrimonio infantil y su historia ha conmovido al mundo

Mujeres y niñas siguen siendo rescatadas de Afganistan

Parwana, una niña afgana de nueve años que fue vendida por su padre, regresó a casa después de que su historia se viralizara en las redes sociales y provocara una protesta pública.

El 24 de octubre, su padre la vendió a un hombre mayor por aproximadamente $2,200 para que se casara con ella. Según reportó CNN, esto se dio cuando la familia se vio en desesperación ante la falta de comida. Aunque todos le rogaron que no la vendiera, insistió que no tenía opción.

De acuerdo con el portal de noticias, la familia de Parwana había vivido en un campo de desplazados afganos en la provincia noroccidental de Badghis, sobreviviendo gracias a la ayuda humanitaria y al trabajo doméstico. Su padre ya había vendido a su hermana de 12 años, meses atrás.

“(Parwana) era barata, y su padre era muy pobre y necesita dinero. Trabajará en mi casa. No la golpearé. La trataré como a un miembro de la familia. Seré amable” dijo el hombre en una grabación que retomó CNN.

Aunque en un principio no se refirió a ella como esposa, en otro momento dijo que este era “su segundo matrimonio”. Según dijo Parwana el sujeto sí la maltrataba, la maldecía y la obligaba a trabajar.

El rescate de Parwana y otras niñas que también fueron vendidas

“Estoy tan feliz. La [caridad] me liberó de mi marido y mi marido es viejo”, dijo la pequeña a CNN.

La organización Too Young To Wed (TYTW) tomó cartas en el asunto sobre el caso de Parwana y también vio por otras niñas cuyas familias también las habían vendido para obtener dinero y así poder comprar alimento.

La organización se encargó de la seguridad de las niñas y a través de un comunicado dio a conocer que fueron mujeres afganas quienes se encargaron de diseñar el plan de acción.

El matrimonio infantil sigue encendiendo la alerta mundial

De acuerdo con las Naciones Unidas, en 2020 casi la mitad de la población de Afganistán era tan pobre que carecía de necesidades básicas, como comida o agua potable.

Esta situación llevó a las familias a tomar decisiones desesperadas, como poner a los niños a trabajar y casar a las niñas a una edad temprana.

La crisis desatada por tras la toma de poder de los talibanes empeoró la situación de la población.

Más de 600.000 afganos, en su mayoría mujeres y niños, fueron desplazados este año, de acuerdo con la ONU.

Las Naciones Unidas ha reportado que las niñas que se casan antes de los 18 años tienen menos probabilidades de permanecer en la escuela y más probabilidades de sufrir violencia doméstica, discriminación, abuso y mala salud mental. Esto las vuelve propensas a embarazos no deseados y complicaciones derivados de estos.

El rescate y la reubicación de las niñas es tan sólo una solución temporal a un problema mayo que sigue consternando al mundo.

Tags

Lo Último


Te recomendamos