Actualidad

Por qué la justicia detrás del caso de YosStop no sólo está en la cárcel

La liebración de la youtuber YosStop ha dividido opiniones

Yoseline Hoffman, mejor conocida como YosStop, fue liberada luego de pasar cinco meses en el penal de Santa Martha Acatitla, en donde fue vinculada a proceso por el delito de pornografía infantil.

La youtuber fue denunciada en marzo de 2021 por la joven Ainara S. quien en 2018 fue víctima de una agresión sexual por parte de cuatro hombres que se aprovecharon de su estado de ebriedad durante una fiesta. Un quinto sujeto grabó los hechos, esto se viralizó y llegó a manos de Yoseline. Aunque ella no mostró el video, sí describió lo que sucedió y llamó a Ainara, de entonces 16 años, de forma denigrante en repetidas ocasiones.

Lo que parecía “un contenido más” en su canal, terminó siendo parte de un problema por el cual México ocupa los primeros lugares en el mundo: el almacenamiento y difusión de pornografía infantil.

¿Qué hay detrás de la liberación de YosStop?

“Estoy muy feliz porque ya estoy libre”, dijo la influencer al salir del reclusorio en donde estuvo cinco meses. Hoffman recuperó su libertad luego de que un juez reclasificara el delito de pornografía infantil a discriminación, por lo que no amerita cumplir una condena en prisión.

De acuerdo con la Fiscalía de la Ciudad de México, la influencer tendrá que ofrecer una disculpa pública y el pago de una cantidad económica para la afectada. Otras condiciones que deberá cumplir será no contactar a la víctima, así como capacitarse en el tema de víctimas de violencia de género para entonces publicar un video cada mes en el que comparta el contenido al respecto.

Así mismo, no debe expresarse de forma denigrante, insultante y humillante hacia cualquier persona y tendrá que donar el 5% de sus ingresos a asociaciones o colectivas.

La justicia no sólo está en la cárcel

Mientras que poco a poco se han dado a conocer detalles de la condena de Yoseline fuera de prisión, en redes sociales han cuestionado a Ainara por haberla “perdonado”. Algunos se han dedicado a criticarla por “querer fama” y otros incluso la acusan de haber querido “arruinarle la vida” a la influencer.

Durante un encuentro con la prensa, la joven aseguró que aceptó el principio de justicia restaurativa cuyo fin es que ella tenga una oportunidad de no dañar a otras personas con lo que dice y hace en sus redes sociales.

Ainara dijo sentirse en paz con lo que se logró, ya que las medidas cautelares que se le impusieron a Hoffman permitirán que tenga un acercamiento a los temas de género y que su canal deje de ser un medio en el que denigra a otras personas.

Lo que hizo Yoseline Hoffman sigue siendo inaceptable pero los programas integrales de prevención del delito deben incluir medidas eficaces para prevenir la reincidencia.

“No le otorgué el perdón; es una suspensión del proceso”, aclaró Ainara.

No hay que juzgar a Ainara por lo que ella considera justicia. Es momento de dejar de cuestionar la decisión de la víctima.

No hay que decir que «no sirvió de nada» y que «por eso las mujeres no denuncian». Lo importante que es alzar la voz para exigir justicia por ellas, por las que aún no han podido hacerlo y por las que ya no están.

El objetivo ahora es que se vea un cambio reflejado en Hoffman para que no pueda hacer más daño y que su alcance sirva para emitir un mensaje en contra de la violencia de género.

“Decidí darle una segunda oportunidad no quería que el mensaje de mi caso se opacara o se distorsionara por la diferencia en los dos sistemas, el de adolescentes y el de adultos, o porque pudiera parecer una cuestión de venganza contra ella, lo que me pregunté fue qué fortalecería más el mensaje y qué me daría más paz y que sería lo más sanador para mí”, dijo Ainara.

“Lo que quería era esto, dar un mensaje de fuerza a otras víctimas, que las personas que me hicieron daño enfrentaran las consecuencias de sus actos y que nunca volvieran a lastimar a nadie, que mi caso sirva para que todos sepamos que no tienes derecho a tocar a nadie sin su consentimiento explícito y que no tienes derecho a tener o compartir contenido sexual de ninguna persona”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos