Actualidad

5 acciones por las que debemos hablar de Malala más allá de su “cambio de opinion” sobre casarse

La reciente boda de Malala ha dividido opiniones pero eso no debe restarle valor

Malala Yousafzai se casó y fue muy criticada por haber “cambiado de opinión”. La activista había dicho en julio de 2021 a la revista Vogue que no entendía el propósito del matrimonio sin embargo, cinco meses después sorprendió con su propio enlace.

“Asser y yo nos casamos para ser socios de por vida. Celebramos una pequeña ceremonia de nikkah en casa en Birmingham con nuestras familias. Envíenos sus oraciones. Estamos emocionados de caminar juntos en el viaje que tenemos por delante”, escribió Malala.

En redes sociales circularon las imágenes del momento, captadas por la fotógrafa Malin Fezehai, quien dijo que Malala siempre ha sido una inspiración para ella.

Ahora, la joven de 24 años decidió poner un alto a las críticas, dejando claro que no se está contradiciendo y que su valor va mucho más allá de ese matrimonio.

“Las conversaciones con mis amigos, mentores y mi ahora socio Asser me ayudaron a considerar cómo podría tener una relación y permanecer fiel a mis valores de igualdad, justicia e integridad. La cultura la hacen las personas, y las personas también pueden cambiarla“. En @britishvogue, compartí mis pensamientos sobre el matrimonio como institución, cómo Asser y yo conocimos y me casé con mi mejor amigo!”, escribió Malala en una publicación de Instagram.

Una vida dedicada a luchar por el derecho a la educación

Malala Yousafzai ya tiene numerosos logros en su haber. Estos incluyen, entre otros, ganar el Premio Nobel de la Paz, escribir un libro de memorias más vendido y convertirse en una reconocida activista de la educación en todo el mundo.

Nacida en Mingora, en el valle de Swat de Pakistán, desde muy pequeña, se ha destacado por su compromiso de lograr mejores derechos a la educación gratuita y completa para niñas y mujeres jóvenes.

Aunque siempre ha estado inmersa en acciones sociales, el 2012 fue un año decisivo para ella. Yousafzai sobrevivió a un intento de asesinato cuando una militante extremista, Ehsanullah Ehsan, le disparó en la cabeza con un arma de fuego mientras subía a un autobús escolar.

El ataque fue inmediatamente reivindicado por los talibanes, que querían eliminarla por ser un símbolo de la lucha por la educación.

En 2013, Yousafzai pronunció un discurso en la Asamblea de la Juventud de las Naciones Unidas en Nueva York, durante el cual habló sobre la controvertida situación que rodea a los derechos de la mujer en su país. La entonces adolescente explicó que la educación es la única solución para combatir la desigualdad.

La vida de Malala Yousafzai, dedicada a la lucha por los derechos civiles, la educación y los derechos de las mujeres a través de actos fuertes y valientes. Ella es mucho más que ese “cambio de opinión” por el que todas la acusan.

Recibió el primer Premio Nacional de la Paz para la Juventud de Pakistán

Malala, nominada por el arzobispo Desmond Tutu, ganó el primer Premio Nacional Juvenil de la Paz de Pakistán. Este premio sentó las bases para la venganza de los talibanes contra ella.

Habló abiertamente en contra del régimen talibán

Los talibanes tomaron el control de su región, Swat, en 2008 y cerraron todas las escuelas para niñas y Malala los desafió escribiendo para la BBC de forma anónima sobre cómo era vivir bajo su control. Fue entonces cuando la atacaron y ella fue trasladada a Reino Unido para ser atendida y continuar con su educación ahí.

En un artículo para TIME que describe su estadía en el hospital, escribe: “No sentí nada, tal vez solo un poco satisfecha. Entonces lo hicieron. Lo único que lamento es no haber tenido la oportunidad de hablar con ellos antes de que me dispararan. Ahora nunca escucharían lo que tenía que decir “.

Ganó el Premio Nobel de la Paz

Solo dos años después de recibir un disparo de los talibanes, ella y Kailash Satyarthi, un activista de los derechos del niño de la India, ganaron el Premio Nobel de la Paz 2014. Ella solo tenía 17 años. Ambos fueron elogiados “por su lucha contra la represión de los niños y los jóvenes y por el derecho de todos los niños a la educación”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos