Actualidad

Dos parejas intercambian bebés después de confusión en procedimiento in vitro

Las parejas demandaron a la clínica por una confusión que hizo que dieran a luz al bebé equivocado.

Una pareja está demandando a una clínica de fertilidad en Los Ángeles después de haber dado a luz al bebé de otra pareja por una equivocación durante un procedimiento de fertilización in vitro. Ambos bebés fueron regresados a su familia biológica.

Mujeres dieron a luz a bebés que no eran sus hijos biológicos por error de clínica de fertilidad

De acuerdo con CNN, Daphna y Alexander Cardinale querían tener un segundo hijo, después de intentar por tres años decidieron recurrir a una fertilización in vitro. En septiembre de 2019 recibieron a una bebé, pero Alexander de inmediato sintió que algo no estaba bien.

“De inmediato tuve una reacción física cuando ella nació, no era nada lógico, fue un instinto”

Alexander esperaba que la bebé se pareciera a su hija, quien es blanca al igual que ellos, sin embargo la bebé nació con piel más oscura y parecía ser de una raza diferente a la de sus padres. Sin embargo continuó amando a la bebé como si fuera su hija.

Dos meses después una prueba de ADN confirmó su peor temor, la bebé no era su hija biológica. Daphna había recibido el implante del embrión de otra pareja y el suyo había sido implantado en otra pareja.

La mujer que recibió el embrión de la pareja Cardinale dio a luz a su hija una semana antes de Daphna, su familia la llamó Zoe, nombre que los Cardinale decidieron mantener.

Tras contratar un abogado, la familia pudo conocer a Zoe mediante una foto. Su hija mayor había formado un vínculo tan fuerte con la bebé que su madre había dado a luz que le rogó a sus padres que no la regresaran a su familia biológica.

Posteriormente las familias se conocieron y tras algunas semanas de convivir con sus bebés biológicos decidieron que lo mejor era intercambiarlos para que pudieran crecer en sus respectivas familias.

El problema, va más allá de una simple confusión, la pareja Cardinale estaba confundida y aterrorizada por temían que ahora tendrían que perder a su hija por el error de la clínica.

Daphna dice que cuando supo que no era su hija biológica comenzó a ser aún más amorosa con la bebé, pues temía perderla, algo que al final sucedió.

Al mismo tiempo se sintieron robados de compartir su embarazo y los primeros meses de vida con su hija biológica.

“No pude sentirla dentro de mi, no pude formar un vínculo con ella desde el embarazo ni verla en los ultrasonidos.”

Finalmente, los bebés fueron regresados a sus familias biológicas, pero la pareja Cardinale demandó a la clínica California Center for Reproductive Health y a un laboratorio por negligencia médica.

En la demanda, se menciona que la pareja no pudo conocer a su hija hasta que esta tenía tres meses, además de que fueron obligados a dar a la hija a la que Daphna había dado a luz y que ambos habían cuidado durante ese tiempo, además de que toda la familia había formado lazos emocionales con esa bebé.

La demanda también declara que esta confusión tendrá repercusiones futuras para ambas familias, ya que en lugar de dar pecho a su hija biológica, Daphna alimentó y formó un lazo con una bebé que después tuvo que entregar a otra familia.

El California Center for Reproductive Health dijo que la confusión se debió a que un técnico del laboratorio envió los embriones para que se tomaran biopsias para obtener pruebas de ADN.

Por su parte la familia afectada busca que más familias estén protegidas y que puedan pasar por tratamientos de fertilidad de manera segura, al mismo tiempo quieren que las clínicas tengan cuidado con cada procedimiento.

Tags

Lo Último


Te recomendamos