logo
La magia llega hasta tu casa: un show capaz de sorprender a cualquiera
Actualidad 31/05/2021

La magia llega hasta tu casa: un show capaz de sorprender a cualquiera

Una experiencia muy élite desde la comodidad de tu casa.

La pandemia paralizó la industria del entretenimiento, y ésta se tuvo que reinventar en poco tiempo para adaptarse a las necesidades del público. 

Este fue el caso de The Mind Reader, un espectáculo virtual de mentalismo protagonizado por Víctor Castañeda. En Nueva Mujer hablamos con él, y nos contó cuáles fueron sus mayores retos, cómo fue adaptar su show ha una plataforma virtual, y otros secretos que te asombrarán. 

The Mind Reader: el reto de hacer mentalismo en la época actual 

El mundo del mentalismo, la magia y el ilusionismo debe renovarse constantemente. Cada uno en su área, tiene el reto de ir evolucionando junto a su audiencia. 

The Mind Reader
The Mind Reader /Agencia

Sin embargo –gracias a la pandemia–, esta transformación se tuvo que hacer en el menor tiempo posible. Pero, pese a las adversidades que se le han presentado a The Mind Reader, éste ha conseguido un espacio en la industria gracias a su originalidad y a la calidad de cada uno de sus eventos.  

“Los retos más importantes son siempre cómo reinventarte, cómo ser diferentes, cómo lograr que todo lo que haces sea distinto a lo demás… Definitivamente cada artista que se para en un escenario lo que busca es hacer diferente, es ser original, ser trascendente con la gente que te presentas, entonces eso siempre ha sido el reto más importante. Asimismo, el reto primordial es cómo ser distintos, y quisimos ir por esa vía.”, nos cuenta Victor. 

Retos de la pandemia: de presencial a virtual

En las presentaciones la conexión con el público es indispensable; desde ver la expresión de la cara de la persona, el cómo se mueven sus manos, qué hace, cómo responde, qué mirada tiene. “Yo leo microexpresiones, y el lenguaje corporal. Todas estas herramientas son las que me ayudan a hacer todo lo que yo hago, junto a otras técnicas también.”, completa Castañeda. 

Entonces, ¿qué sucede cuando llega la pandemia? El show se paraliza porque aunque éste regresara a escenarios, el cubrebocas cubriría la mitad de la cara de espectador, y la desconfianza se haría presente distrayendo de la experiencia. 

Víctor Castañeda.
El boleto incluye una enigmática caja /Agencia

Por ello, las plataformas virtuales se volvieron un salvavidas, sobretodo sí se sabían emplear. 

“Nosotros hemos encontrado que es una vía súper padre, muy diferente, muy disruptiva, y que nos permite estar conectados en una pantalla, pero de una manera distinta. En donde podamos interactuar, en donde podamos platicar, en donde podamos compartir…”, nos comenta. 

Muchos dudaron que la vía electrónica fuera la ideal para este tipo de espectáculo. No obstante, la compañía sorprendió logrando que todos pudieran conectarse en un mismo lugar, un espacio en donde se puede estar en casa; pero compartiendo un mismo una misma experiencia, conectando con otras personas, y creando magia juntos. 

La resiliencia del espectáculo 

La transición tuvo que ser en pocos meses, Victor nos comenta que fue a mediados de junio cuando ya se estaban presentando virtualmente. 

“La industria de la magia y el mentalismo –a nivel mundial– se revolucionó en cuestión de semanas. Fue como, okey, ya no puedo entregar cosas que me ayuden. Entonces, qué puedo hacer con cosas que están en la casa de las personas, qué puedo hacer con las cosas que ya tienen ahí, cómo puedo jugar con su mente para darle realidades distintas, y de esta manera generar efectos que sean sorprendentes”.

Victor Castañeda / Instagram @themindreadermx

The Mind Reader ya está cumpliendo casi un año de hacer formatos virtuales. Poco a poco han ido afinando sus eventos hasta lograr crear una calidad que no vas a olvidar. 

De lo corporativo a lo familiar: dominando un nuevo mercado

La compañía se enfocaba en el área corporativa desde hace 14 años. “Lo que hemos hecho, es estar con empresas para motivar a través del mentalismo y que ellos puedan encontrar estos mensajes de manera diferente, y memorable o trascendente.”

La pandemia colapsó al mercado corporativo, éste se encontraba contraído y temeroso del nuevo escenario que planteaba el aislamiento que estamos viviendo. 

Por lo mismo, The Mind Reader tuvo que renovarse una vez más. Se dieron cuenta que el consumidor externo estaba deseoso de nuevas alternativas de entretenimiento, hartos de guardarse por tanto tiempo en casa. Inmediatamente sintieron la respuesta de la gente, y dominaron otro mercado. 

Recuperemos la capacidad para sorprendernos 

De pequeños todo nos sorprende; todo es nuevo, todo parece una aventura y un misterio que queremos descubrir. Cuando crecemos cada vez menos cosas nos ilusionan o asombran. Por eso, The Mind Reader nos regresa por una hora y veinte minutos esa sensación. 

“Creo que nos hace falta mucho el poder recuperar nuestra capacidad para sorprendernos. Estamos en un mundo, aparte de todo lo negativo que hemos estado viviendo en el último año por la situación que nos ha orillado a vivir todo esto; creo que también estamos en un momentos en un mundo, demasiado informado.  Con un exceso tanto de información que lo que ocurre es que no sabemos discriminarla y no sabemos elegirla. Y por ende creemos que no hay nada que nos pueda sorprender, porque todo está al alcance de un teléfono celular.”

Es importante aclarar que el show es en vivo, por lo que cada conexión que se hace es real y única. Toda noche es distinta porque la dinámica la llevan las personas que lo incorporan. 

“Queremos que la gente se dé la oportunidad de vivir una noche que le dará un descanso a su mente, pensando en qué cosas maravillosas podríamos lograr si tuviéramos poderes sobrenaturales como lo estamos promoviendo dentro del show.”

Pero, ¿quién es Victor Castañeda? 

El espectáculo lo lleva el mentalista Victor Castañeda. Con un increíble talento, va llevando al espectador por diferentes dinámicas que terminan recordándonos lo increíble que es volver a sorprendernos. 

Él inició a los 11 los cuando fue a ver al legendario David Copperfield al Auditorio Nacional. “Cuando salió David Copperfield al escenario; no lo vi con las lentejuelas de cualquier mago, no lo vi con las chicas a lado, no vi todo lo que la gente decía era la magia. Al contrario, vi a un hombre que entró de sudadera negra, de jeans, un cuate muy rockstar. Y literalmente se acosó en el escenario del Auditorio Nacional, y empezó a volar…”

Victor Castañeda / Instagram @themindreadermx

En ese momento, Victor quedó completamente flechado por la magia “yo quiero dedicarme a que otras personas sientan lo mismo que yo sentí”, decidió tenazmente. 

Por supuesto, sus papás creyeron que iba a ser una fase de la niñez. Sin embargo, no contaban con la obstinación de su hijo. Cuando se dieron cuenta que no iba a ceder, le pusieron una condición la cual fue estudiar primero una carrera universitaria. Por lo que cursó Comunicación en la Universidad Anahuac, y después una especialidad en “Entretenimiento y sociedad”, por la Universidad Iberoamericana. 

También se formó en Magic Mysterious School, en Las Vegas, Nevada. Asimismo, lo complementó con autoaprendizaje, y así conoció al socio que lo acompañaría por mucho tiempo.

“Entonces, después de eso, ahí conocí al que se volvería mi socio durante mucho tiempo. Con el que creamos Imagine Group, la agencia en donde producimos todo lo que nosotros hacemos, y somos la única agencia en México, y hasta donde tenemos noticias, en el mundo, que incorpora al asombro y a la neurocomunicación como herramientas estrategias de comunicación para las empresas.”, cuenta Castañeda. 

La experiencia incorpora una caja misteriosa con objetos que te servirán el día del espectáculo. Es una excelente opción para pasar tiempo en familia o con amigos sin ponerte en riesgo.  

Queremos que la gente viva esto, para que tengan un momento muy distinto, muy diferente, en donde sepan que todo lo que ellos pueden lograr, todo lo pueden lograr si su mente está puesto en ese mismo canal.”, termina Victor. 

Te recomendamos en video: