logo
Diana Plazas / Diana Plazas
Empoderamiento 28/04/2021

Diana Plazas, la líder que a otras mujeres les abre las puertas del mundo

La caleña se propone romper el techo de cristal en la industria hotelera, área en la que aún hay muy pocas mujeres ejecutivas.

Su rostro es conocido no solo porque es un caso poco común en el sector en el que se mueve, sino también por los buenos resultados que ha obtenido al frente de la compañía en la que se desempeña. Se trata de Diana Plazas, una caleña que ha llevado las riendas de las ventas y marketing para América Latina y el Caribe en Marriott, y un claro ejemplo del éxito del liderazgo femenino.

Brecha de género, machismo, inequidad. Son varios los términos que le han dado a esta realidad donde las mujeres aún no representan un número significativo en altos cargos ejecutivos, algo que no solo es propio de Colombia, sino también de los países vecinos.

“Yo nací en Colombia, iba a entrar a la universidad allí, pero me vine a Estados Unidos a estudiar de intercambio y me quedé. Mi sueño siempre fue trabajar para las Naciones Unidas, porque yo quería hacer algo que contribuyera al desarrollo de los países. Por esa razón decidí empezar a estudiar Desarrollo internacional y me quedé en EE.UU.. Aunque empecé por la parte digital, luego entré a la hotelería hace 16 años, o un poco más. Entré a esa industria y esta me dio un tipo de acceso a la parte de descubrir el mundo y de ayudar a la gente en otros países del mundo que están en desarrollo. Y aunque nunca pude entrar a ese sueño de la niñez, la hotelería me ha dado la oportunidad de ver cómo nuestros hoteles, que están situados en países cómo Colombia, Perú, Haití, Asia, África etc., ayudan no sólo a crecer a las personas que en estas ciudades dándoles oportunidades de trabajo, sino que también ayuda a descubrir el mundo a través de esta industria”, le cuenta a Nueva Mujer.

Por otro lado, existen prejuicios culturales en torno a que las mujeres no tienen el “carácter” para manejar ciertos cargos. Sin embargo, se ha demostrado que el éxito en la buena dirección no tiene que ver con un carácter fuerte, sino por el contrario con factores de inteligencia emocional, pensamiento estratégico y capacidad de adaptarse y manejar la adversidad, como es el caso de Diana.

Y es que ella desde siempre se ha considerado una mujer con ganas de aprender para conseguir seguir escalando en su vida profesional, porque quiere, con su ejemplo, demostrar a más mujeres en el mundo que sí es posible hacer realidad sus ambiciones. “Empecé a trabajar con una compañía digital, me encargaba de crear websites, creaba campañas digitales para doctores, etc. No era nada de lo que había estudiado, pero era una oportunidad que salió y fue súper interesante, aprendí bastante. Siempre supe que algo debía aprender de mi primera experiencia laboral. Hoy en día lo agradezco, porque ningún conocimiento ha sido en vano”, afirma con convicción.

Confiesa, además, que una de las claves para tener éxito profesionalmente es su seguridad, lo cual es el resultado de su conocimiento y experiencia. Por eso, recomienda que es una cualidad que deben buscar el resto de las mujeres que aspiran con liderar grandes empresas. Y agregó que hay que ser humilde, en cuanto a saber escuchar y aprender.

“Con el tiempo conseguí otro empleo, en la marca DoubleTree. La ví crecer. Empecé cuando estábamos en 200 hoteles y cuando me vine para Marriott, estábamos en más de 400. Puedo decir que todo lo que tuve que aprender antes me sirvió. Una de mis recomendaciones a todas las mujeres es a tomar esos riesgos y tomar posiciones que de pronto uno piensa que no está 100% listo para eso, pero sí vale la pena la oportunidad”.

Para esta alta ejecutiv,a su gestión le ha permitido demostrar que la seriedad y los resultados no es un tema de género. “Me he ganado el respeto y he logrado abrirles las puertas a otras mujeres: cuando anunciaron mi posición en diciembre del 2019 acá en Marriott enviaron un email que sale a diario y le llega a más de 100,000 personas en todo el mundo. Salió mi foto y una de las cosas que es súper importante para mí fue que yo en mi anuncio especifiqué que quería que dijeran que yo nací en Cali, Colombia. La cantidad de correos que recibí de mujeres que trabajan en nuestros hoteles en otras partes del mundo latinas, que me decían ‘ver a una mujer latina en esa posición me inspira tanto para ver a qué lugar puedo llegar yo con la compañía´ es un orgullo que me llena el corazón. Porque no solo represento a las mujeres, sino a mi país”.

Diana sigue abriendo puertas, y ventanas a un mundo que muchos querrán redescubrir, pero sobre todo a mujeres que como ella alguna vez tuvieron el sueño de mirar más allá de sus fronteras y dejar un legado en cuanto a liderazgo.