Estallido Feminista Nacional : la más grande acción colectiva por la mujer colombiana

Este 25 de noviembre, varios colectivos feministas de todo el país se articulan en un solo movimiento para protestar contra las violencias contra las mujeres.

Colombia, en pandemia, no ha sido amable con las mujeres: para corte de septiembre de este año, 508 mujeres habían sido asesinadas por sus parejas. Estallido Feminista Nacional : la más grande acción colectiva por la mujer colombiana

Asimismo, las llamadas por violencia intrafamiliar se incrementaron un 228%, según datos del Observatorio Colombiano de las Mujeres. Intentos de asesinato, violaciones, son noticias que tanto indignan como luego pasan desapercibidas en un maremágnum de agresiones que son invisibilizadas con impunidad institucional y con  esa condición cultural nacional que nos hace ver ya los horrores con ligereza. 

Estallido Feminista Nacional : la más grande acción colectiva por la mujer colombiana

Pero, la verdad es que Colombia, ni siquiera en pandemia, ha sido un lugar ideal para las mujeres. Y por esta razón, tanto colectivos históricos, como mujeres de todas las procedencias y feminismos, así como de las ciudades y regiones, (conforman en total 24 municipios) se unirán, este 25 de noviembre, en el Día Internacional de la Eliminación de  la Violencia   Contra la Mujer, al Estallido Feminista Nacional, en un trabajo colectivo que implica abrir espacios, manifestaciones y movilizaciones para protestar contra todas las violencias de género que sufren las mujeres en un país hostil hacia ellas.

Las marchas y demás acciones comenzarán aproximadamente desde las 9: am hasta las 5: 00 p.m  y son el resultado del encuentro de muchas mujeres de diversos orígenes y causas, que luchan por sus derechos ciudadanos. “La articulación comenzó en Bogotá, pero luego se fueron juntando más colectivos y se conversó sobre lo que se iba a hacer. Y en estos encuentros y concertaciones surgió la idea de hacer una articulación más fuerte en las regiones, porque hay mucha centralización. Y uno de los retos del feminismo era dejar de pensar solo en la ciudad, entender cada vez más las dinámicas de las regiones y visibilizar acciones, personas y procesos de mujeres que hay en ellas. Así convocamos virtualmente a las personas y colectivos que conocíamos y asumimos que teníamos mensajes similares y así logramos generar mensajes colectivos para que el mensaje fuera sólido y contundente. Por ejemplo, el colectivo Caribe Afirmativo, que lucha por las mujeres LBT dio el mensaje ‘las mujeres no olvidamos’. En estas reuniones también acordamos acciones conjuntas, como un gran ‘pañuelazo’, donde las mujeres desde sus casas, puertas, tendrán pañuelos morados como señal de rechazo contra la violencia de las mujeres. También hemos hecho manifestaciones artísticas para recordar a las mujeres que hemos perdido en feminicidios. Pero la idea es que hay una articulación, un grupo donde nos apoyamos, nos contamos qué haremos, nos compartimos las ideas y en donde recogemos la diversidad de mujeres en Colombia y sus reclamos”, le cuenta a PUBLIMETRO Ita María, cofundadora del colectivo Las Viejas Verdes y una de las voceras de la articulación.

Algunos de los mensajes claves son  #LasMujeresNoOlvidamos, que se refiere a refiriéndose la violencia que sufren las mujeres en Colombia, a las lideresas, a las niñas, a las mujeres indígenas, a las migrantes, a las excombatientes víctimas de feminicidios, violaciones, abusos, acosos, maltrato de parte de los hombres, muchas veces su pareja o familiares y de la fuerza pública, así como la detención de todo tipo de violencias: doméstica, sexual, obstétrica, simbólica y por supuesto, el feminicidio.

Otro mensaje que se adoptó a nivel nacional fue  #nosomoscifrassomoshistorias, tomado de La Casa de la Mujer. “Estamos cansadas de seguir viendo aumentar los contadores de las violencias y que el Estado y la Sociedad no hagan cambios de fondo por detenerlos, no somos cifras, cada mujer asesinada o violentada es una vida, es una historia, es un proyecto de vida y somos tan diversas como mujeres hay en el territorio nacional”, explica Ita.

“No solo es denunciar, sino exigir respuestas y estrategias de erradicación, urge ir al origen de estas violencias que es la desigualdad de género que se traduce en trabajos de cuidado no remunerados, maternidades forzadas y aborto criminalizado y tantas otras violencias tan normalizadas en nuestra sociedad que mantienen esas desigualdades estructurales inamovibles”, añade.

Un movimiento que crece

“Desde hace tres, cuatro años, el movimiento es cada vez más grande. Estábamos muy dispersas, pero las jóvenes estamos intentando hacer cosas cada vez más grandes, novedosas y nos tomamos las calles. Eso es lo más bonito:  ver que hay unas ganas de todas las mujeres de despojarnos de miedos y de egos incluso para trabajar juntas, para  mostrar nuestro propósito común: dejar claro que estamos cansadas de las violencias contra nosotras, hartas de que el Estado nos abandone de manera particular y más en la pandemia. Y al concertar nuestro mensaje nacional de que Las Mujeres No Olvidamos, es porque no olvidamos que las injusticias, el abandono y las violencias son institucionales y sociales. Tampoco podemos olvidar a las mujeres que se llevó el machismo y reclamaremos justicia. Las mujeres no olvidamos y haremos apuestas desde el arte, así que el país va a estar pintado de mucho morado y lleno de creatividad mañana”, le expresa a PUBLIMETRO  Laura Torres, otra de las voceras de la articulación.

Torres piensa que si bien no se piensa hacer una plataforma civil y/o política a través del movimiento, esto puede analizarse y también unirse en el trabajo de muchos colectivos que luchan contra las facciones antiderechos desde lo institucional.

Por otro lado, Laura Terán, del colectivo “Caribe Afirmativo”, situado en Barranquilla, le cuenta a PUBLIMETRO que en once años de activismo por los derechos de las personas LGBTI y las mujeres LBT, se han contado historias de mujeres, de activistas y se han abierto espacios para visibilizarlos como sujetos de derecho.“Caribe Afirmativo se ha dado a la tarea de abrir espacios donde se defienden los derechos de las mujeres, su papel en la sociedad, pero sobre todo, la orientación, identidad y expresión de género. Así, cuando se dio la palabra para que otras organizaciones se sumaran, nosotros aportamos desde la defensa de las mujeres LBT. Por eso, a través de otros proyectos y sobre todo, de la campaña ‘Las mujeres no olvidan’ pudimos conformar un mensaje que gustó en la articulación y que se dio a conocer como la campaña nacional ‘Las mujeres no olvidamos’. Ahora bien, con este estallido hemos desarrollado diversos espacios en redes, con lives con mujeres LBT reconocidas a nivel internacional y a quienes también defienden el tema de derechos en este sentido, “añade.

En las redes sociales del Estallido Feminista Nacional se encuentran los puntos de concentración en los diversos municipios del país. Por supuesto, en la movilización no se permite ningún tipo de perfilamiento a las marchantes ni el protagonismo de hombres hétero cis en la manifestación.

Puede encontrar sus redes y más información (así como las reglas de convivencia de la movilización)  en la página de Facebook con el mismo nombre: https://www.facebook.com/estallidofeministanacional  y unirse a las movilizaciones y acciones de manera presencial y/o virtual.