Actualidad

Así luce hoy el tierno ‘Carlitos Bracho’, el hijo de Fernando Colunga en “La usurpadora”

Han pasado 22 años desde el estreno de la telenovela

La usurpadora: así creció 'Lisette Bracho', la hija de Fernando Colunga

A más de dos décadas de su estreno, son pocas las telenovelas que permanecen tan presentes en la memoria del público como La usurpadora, ese exitoso melodrama protagonizado por Gaby Spanic y Fernando Colunga en 1998 que catapultó a la fama a la actriz venezolana.

La producción de Salvador Mejía para Televisa acaparó el gusto de la audiencia con una excitante trama basada en una historia original de Inés Rodena que relataba la vida de unas hermanas gemelas separadas cuando nacieron, ambas interpretadas magistralmente por Spanic.

Una de ellas es la dulce Paulina, quien vive humildemente con su madre; mientras, la otra, Paola, es una despiadada mujer perteneciente a una familia pudiente que contrae matrimonio con Carlos Daniel, un soltero adinerado con dos hijos de un matrimonio anterior: Lisette y Carlitos.

En la trama, las mellizas se encuentran por pura casualidad y Paola, maravillada por su parecido, ve en Paulina la posibilidad de escapar de su aburrida vida. Es así que le pide a esta desconocida ocupar su lugar mientras ella hace de las suyas viajando con sus muchos amantes.

Como recordaremos, la cándida de las gemelas acepta y se va a vivir a la mansión de los Bracho, donde se enamora de Carlos Daniel y, con su dulzura, conquista el amor de sus hijos, principalmente el de Carlitos, un niño introvertido y algo caprichoso que sufría por la poca atención que recibía de su papá.

Este último fue interpretado de manera impecable por el actor infantil Sergio Miguel, quien con apenas 8 años de edad enterneció a los televidentes con su gran interpretación del mayor de los hermanitos Bracho, quien se ganó el corazón del público por sus intervenciones y su linda relación con Paulina.

A pesar de que debutaba en la televisión, Sergio se destacó y se inmortalizó en la memoria de los espectadores con una impecable actuación que sigue siendo recordada; sin embargo, a 22 años desde que el teledrama se transmitió  por primera vez, al histrión no se lo ha vuelto a ver más nunca en ninguna otra producción y los televidentes no pueden evitar preguntarse qué fue de él.

La vida actual de Carlitos  Bracho, el niño de La usurpadora

Sergio Miguel Guerrero Díaz, nombre completo del actor, llegó al mundo en la Ciudad de México en 1990 y apenas cinco años después de su nacimiento arrancó su carrera actoral en comerciales; no obstante, su gran oportunidad no llegó sino hasta tres años más tarde, cuando fue seleccionado para dar vida a Carlitos en La usurpadora tras un largo y reñido casting; reseñó Imdb.

Por su gran trabajo en la ficción de la televisora de San Ángel, Sergio se perfiló como una gran luminaria mexicana en el mundo del espectáculo, donde siguió construyendo su carrera como actor en las telenovelas Serafín y Carita de Ángel; no obstante, tras su trabajo en este par de melodramas, el jovencito que cautivó a la audiencia mexicana con su talento decidió retirarse de la actuación en 2001.

Unos seis años más tarde, sorprendió con una participación en Muévete, un programa donde se reencontró con Gaby Spanic, pero después de esta aparición no volvió más a la pantalla y se dedicó a vivir de manera anónima. Por su “desvanecimiento», incluso surgió el rumor de que había fallecido; empero, esto afortunadamente resultó ser solo un rumor.

Ahora, a más de dos décadas de La usurpadora, Sergio ha crecido para ser todo un guapo profesional que sigue vinculado al medio artístico pero no frente a las cámaras, sino detrás de estas. Y es que Carlitos ahora es un publicista que se dedica a la producción de eventos; informó Univisión.

A través de sus redes sociales, donde no es muy activo, el exactor infantil comparte imágenes de alfombras rojas y otros actos a los que asiste como parte de su trabajo pero no como artista, sino como miembro de la producción.

Asimismo, en las pocas postales que publica en su cuenta en Instagram, donde cuenta con más de 13 mil seguidores, muestra cómo se transformó en todo un hombre de 30 años que incluso lleva una poblada barba.

Sin embargo, pese a su lógico y evidente cambio, Sergio Miguel todavía conserva el tierno rostro con el que el público lo conoció en 1998.

En cuanto a su vida personal, no se sabe mucho más que el joven mantiene una relación sentimental desde hace 12 años con el guionista Ricardo Avilés, quien ha trabajado en producciones como Bronco, un éxito indomable  y Médicos, línea de vida.

Igualmente, en su perfil en la red social deja entrever que todavía mantiene comunicación con María Solares, quien encarnó a la pequeña Lisette en La usurpadora.

Si bien hoy por hoy está alejado de los foros aparentemente para siempre, la exestrella sigue siendo recordada como uno de los niños actores más destacados de las telenovelas por su gran personificación del difícil rol que encarnó en su estreno como histrión y así se lo hacen saber sus admiradores, quienes lo llaman el eterno Carlitos de La usurpadora.

Más de este tema: 

Fernando Colunga encontró el amor y dejó de ser el soltero más codiciado

Fernando Colunga reapareció con nuevo look a sus 53 años, y se ve aún más atractivo

La foto que recuerda el romance de Aracely Arámbula con un actor mexicano

Te recomendamos en video:

Tags

Lo Último


Te recomendamos