Mujeres denuncian situaciones de acoso al recibir paquetes a domicilio

Los acosadores están ahora vulnerando tus datos personales

Durante la contingencia de COVID-19, las compras por Internet y entregas a domicilio han sido la mejor opción para muchas personas que no pueden salir de casa.

Una de las preguntas principales con respecto a la entrega de paquete era sobre la seguridad de recibirlos en casa. Esto en torno a si se podía transmitir el virus o no mediante los paquetes. Para nuestra tranquilidad, las empresas online y los propios repartidores adoptaron las medidas pertinentes para que esto no suceda, mientras que nosotros debemos desinfectarlo una vez dentro de la casa.

Sin embargo, un nuevo riesgo parece haber surgido.

Durante el fin de semana, What the Fake (@whatthefake), cuenta dedicada a exponer temas de la cibercultura, marketing, influencers y estafas por Internet, expuso el caso de una persona cuyos datos fueron robados por un repartidor que hizo entrega de un paquete directo en su domicilio.

TAMBIÉN LEE: Tengo miedo de salir de mi casa, pero quiero retomar mi vida normal

"Les quería compartir algo que ya me pasó dos veces y creo que es súper importante porque muchas personas hacemos compras por Internet con confianza de que nuestros datos serán resguardos", denuncia.

"Por desgracia algunos de los repartidores de algunas empresas de mensajería de una manera enferma y morbosa  guardan los números que vienen en las guías , me imagino que solo ven nombres de mujeres"

 

Dicha usuaria recibió un mensaje de un número desconocido, el cual alegaba que había conseguido su teléfono de "alguien de los mismos departamentos" donde vive. La usuaria cuestionó al emisor hasta que éste le confesó que en realidad obtuvo los datos de un paquete que él mismo entregó.

"Sí perdón pues hice mal de atreverme a tomar los datos de tu celular sin consultarte, bueno una disculpa. Pues te diré la verdad, lo obtuve entregándote una entrega de paquetería venía tu número. Me gusta ser honesto espero no te haya faltado al respeto. No era esa la intención una disculpa de nuevo", responde el mensajero.

A raíz de dicha denuncia, diversas usuarias compartieron sus historias, demostrando que esto es un problema real que si bien se ha agravado con la pandemia, siempre ha existido.

TAMBIÉN LEE: Negar la violencia de género es otra forma de fortalecer la violencia

paquetería

Esto es una prueba más de que las mujeres no estamos seguras ni en nuestra propia casa. Seguimos siendo blanco fácil de los hombres. De acuerdo con los relatos compartidos en Twitter, no es algo exclusivo de las entregas por paquetería sino con empleados de cualquier servicio que requiera de tus datos personales.

Algunas sugirieron poner el nombre de hombres cuando se haga el pedido pero ¿realmente esa es la solución? No. Tus datos no pueden ser utilizados sin tu consentimiento por lo que es importante que ante cualquier anomalía, denuncies. Cuando pidas algo por Internet, no olvides deshacer todos los datos que puedan venir impresos en la envoltura. De ser posible, no recibas paquetes directo en tu hogar.

TAMBIÉN LEE: Coronavirus: El miedo lleva a somatizar la angustia

Uno de los métodos de pago más comunes son las tarjetas de crédito, pero también está Paypal, ya que la información personal que se aporta es mínima y se trata de una plataforma de pago segura y de confianza.

Por otro lado, aunque existen muchas dudas en torno a si usar tarjetas de crédito o no, siempre es preferible pagar con una antes que con las de débito, debido a las facilidades en la gestión de cancelación del pago en caso de que se sospeche de un posible fraude.

Te recomendamos en video