El miedo y la paranoia van aumentando conforme avanza el Covid-19

Cada vez son más las personas que temen infectarse o infectar a otros.

Con la pandemia en su máximo pico, julio no está siendo un mes fácil en Argentina. El miedo y la paranoia reina en las calles, en los vecindarios, en los supermercados, en las farmacias, cualquier lugar público.

La gente tiene verdadero temor a contagiarse, contagiar a sus seres queridos y también empiezan a pensar que están contagiados.

Cada vez, hay alguien que conoce a una persona o a un amigo o familiar de, contagiado por el virus.

Manuela Gutiérrez, socióloga de la Universidad de Buenos Aires, opinó en La Nación que el virus hace que la gente oscile entre etapas donde hay mayor temor, y otras en donde ese miedo merma.

"El virus logra meternos en una situación de mucha incertidumbre. Lo casos cercanos hacen que dudemos de nuestros seres queridos, estamos desconfiados de todo el mundo. Y esta cuestión del miedo oscilante, creo que es un ciclo que se va a repetir durante bastante tiempo", aseveró.

Candelaria Buscarons, de 31 años, declaró al medio que hace 14 días se enteró de que una compañera de trabajo dio positivo en el test de coronavirus y que contagió a su marido y a su hijo.

Pese a que se están recuperando favorablemente, Buscarons afirmó estar asustada porque sostenía que su amiga siempre fue muy cuidadosa.

"Eso quiere decir que se contagió al hacer las compras. El virus está a la vuelta de la esquina", expresó.

miedo al contagio cada vez aumenta el miedo por el contagio por el Covid-19. - Instagram

Alberto Álvarez, psicoanalista y médico titular de la Asociación Psicoanalítica Argentina expuso que"no queda otra que aceptar que el virus es real.

"Si la negación pasa a tener menos peso, es más factible que estemos más predispuestos a cuidarnos, y que también seamos más conscientes de cuidar al otro", argumentó.

Por su parte, el médico psiquiatra Harry Campos Cervera, comentó que tener casos cercanos que se han contagiado y el aumento récord de las muertes  hace que el temor vuelva a crecer.

"Que uno puede contagiarse en cualquier lugar y contagiar a otro, eso es una realidad que asusta. Pero en la primera etapa de la cuarentena, el miedo era enorme, no creo que estemos ahora con ese nivel de alarma. De todos modos, aunque sepamos que no es tan letal, sobrevuela la pregunta de ´si me infecto yo qué me va a pasar´. Yo creo que hay un miedo ambivalente, sobre todo en la gente joven ", detalló.

El invierno, ha sido un factor que ha contribuido a que las personas estén con más miedo.

 

No te pierdas el video en