El 'racismo inverso' no existe y te explicamos por qué debes dejar de usarlo

Aún existen mucho que aprender sobre el racismo en nuestra sociedad

El caso de George Floyd encendió una ola de protestas sin precedentes en Estados Unidos. Y es que no sólo su nombre se grita en las calles, también el de muchos otros hombres y mujeres que fueron víctimas de brutales ataques por parte de la policía en los últimos años.

Esto no sólo abre el debate entorno a la situación que viven los afroamericanos en Estados Unidos y el mundo, sino también el sufrimiento de quienes son juzgados y minimizados por su color de piel u origen.

En los últimos días, se va visto una gran controversia en torno a quienes aseguran haber sido discriminados por ser blancos pero ¿realmente existe el racismo inverso?. La respuesta es NO

El racismo se entiende mejor como un problema sistémico que es unidireccional. donde los blancos son privilegiados. Esto ha sido parte de nuestra historia y lo que nos ha construido como sociedad. Los blancos siempre han sido los colonizadores, los aprovechan su privilegio para dominar sobre el resto.

TAMBIÉN LEE: Tolerar el racismo es racismo y es momento de parar

El racismo ha colocado a las personas de piel blanca en lo más alto de la estructura social y económica. Quien no es rubio o de tez clara, son quienes menos privilegios tienen dentro de esta estructura.

Este es el racismo que los blancos no quieren ver porque están convencidos de que ellos también sufren.  Por eso, es importante entender lo que significa el privilegio, el cual va más allá de las posesiones materiales, un estatus o una estabilidad económica.

-Las personas blancas tienen menos probabilidades de ser perseguidas, interrogadas o investigadas por las autoridades porque su color de piel las hace lucir sospechosas.

-Las personas de piel blanca tienen el beneficio de la duda y ante una autoridad, son más confiables cuando de responsabilidades o cuestiones económicas se trata.

-Además, en caso de cometer un delito, ser blanco te hace menos  propenso a ser condenado a cadena perpetua o muerte. Tienes más probabilidades de un trato más justo y respeto a tus derechos.
TAMBIÉN LEE: La respuesta de una mujer para una niña de cuatro años que se llamó 'fea' es la lección de amor propio que todas necesitamos

Sí, las personas blancas también sufren y son víctimas de agresiones, burlas o faltas de oportunidad. Pero no es el mismo tipo sufrimiento 

No significa que no tengan problemas ni se enfrenten a prejuicios, discriminación u otro tipo de dificultades. Simplemente significa que cuando se trata de racismo, las estructuras de la sociedad dictan que las personas blancas siempre tendrán más poder que las personas de color.

Si eres blanco, nadie te va matar, meter preso, excluir, perseguir o negar tus derechos como sucede con aquellos que son de tez más oscura. Ser moreno o de color, se relaciona con pobreza o delincuencia. Es un fenómeno de clases, una pigmentocracia. Porque al final del día, somo una sociedad aspiracional que relaciona el estereotipo europeo con riqueza o perfección.

TAMBIÉN LEE: Qué es el Blackout Tuesday y por qué varios famosos se han sumado

En el mundo, los indígenas, los mulatos o afrodescendientes tienen menos probabilidades de tener acceso a la educación superior y menores posibilidades de tener posiciones económicas altas, así como menores probabilidades de tener ocupaciones de alta jerarquía.

Basta de solapar la idea de una raza superior y una inferior. Basta de minimizar al que es "diferente". Basta de creer que el color de piel determina la valía de una persona. No hay que tolerar ningún tipo de racismo.

 

Te recomendamos en video