"La paciencia es un sinónimo de ser mamá", María Isabel Carmigniani

La periodista y presentadora de noticias María Isabel Carmigniani compartió con Nueva Mujer su experiencia como madre de familia. Algo que le cambió la vida.

Vemos en las noticias a María Isabel Carmigniani día a día y pues pensamos cómo hace para manejar sus horarios de coberturas de prensa y como madre de la pequeña Luciana, de cuatro años.

Ella nos confesó en entrevista que definitivamente su vida tuvo un antes y un después de ser madre.

¿Cómo cambió tu vida tras la llegada de Luciana?

Les confieso que siempre fui una mujer independiente, que me gustan los paseos, los viajes de mis coberturas periodísticas así como hacer cosas para mi. Con la llegada de mi hija Luciana experimenté un cambio radical en todo sentido.

Pues cambia tu perspectiva de todo lo que tienes, cómo vives, todo lo que haces por y para ella.

Por mi profesión encontré mi gusto por los viajes además me apegaba a las coberturas periodísticas riesgosas pero con un hijo en tu vida ves todo de manera diferente.

Hoy pienso y si me pasa algo quién la va a cuidar o mido los tiempos que no puedo estar con ella, ya no me gusta hacer mis viajes sin mi nena, en fin tu chip es otro cuando eres mamá.

María Isabel Carmigniani

¿Entonces cómo lo manejas?

Al inicio es difícil y hay que adaptarse de a poco. Imagínate a veces no pensaba en volver rápido a casa y hoy esa es mi prioridad.

Yo madrugo mucho y se me parte el corazón cuando mi hija se despierta y me pide que no me vaya, le explico y pues la recompensa es volver temprano para jugar juntas. Además si tengo que hacer alguna gestión, ella siempre me acompaña. Luciana se ha convertido en mi compañerita.

En los momentos que no puedes estar en casa por tu labor ¿te apoya tu esposo?

Siempre. Su ayuda ha sido fundamental y más en mi profesión. Él cocina, da sus clases en la U y atiende a mi hija. Me siento bien representada y ha sido mi salvación. Es algo que me hace feliz.

María Isabel Carmigniani

¿Qué aprendiste con Luciana como hija y maestra de tu vida?

Uno aprende muchas cosas, hasta las que ni siquiera sabías que estaban dentro de ti. La paciencia es una. Es sinónimo de ser mamá porque antes yo no era tan paciente pero con ella lo logro.

Además me gusta ver el reflejo de los valores de sus padres. Es amorosa, alegre y cuando agarra confianza como yo pues corran. Esto porque con nosotros es extrovertida pero con los demás se muestra tímida.

Luciana tiene el carácter súper fuerte, pues nosotros lo vemos como una ventaja a futuro y la entendemos. Es algo que nos da tranquilidad.

En esta cuarentena la labor periodística no ha parado ¿cómo haces?

He organizado mis tiempos y ya estamos acostumbrados a eso. Lo difícil es que yo vivo en un departamento chiquito y tampoco podemos usar la áreas comunales.

A veces no sé qué inventar para que Luciana se entretenga y busco creatividad en eso. Sin embargo, el tiempo juntos nos ha fortalecido y en parte ha premiado esos momentos que no he podido estar cerca.

María Isabel Carmigniani

¿Qué les dices a las madres que creen que les falta el tiempo?

Creo que no solo las madres piensan así. A veces todos nos quejamos de eso pero es maravilloso compartir en familia y más aun con nuestros hijos.

Bien dicen que los hijos son prestados y luego se van, es ley de la vida pero mientras podamos estar juntos aprovechemos cada segundo porque así aprendemos a valorar estos momentos juntos en unión y amor.

En esta situación saquemos a relucir eso, veamos como una oportunidad para disfrutar de ellos.

María Isabel Carmigniani