Muchas abejas están muriendo por la fabricación de la leche de almendras, revela informe

La industria está acabando con las abejas.

Ante el boom de la alimentación saludable y baja en grasas, el consumo de leche de almendras ha ido en aumento en todo el mundo, lo que ha potenciado la producción de este líquido, especialmente en Estados Unidos.

Pero al parecer, la producción de leche de almendras está acabando con las abejas, parte importante del proceso, reveló el medio británico The Guardian en un artículo especial.

“Los apicultores comerciales que envían sus colmenas a las granjas de almendras están viendo morir a sus abejas en cantidades récord, y nada de lo que hacen parece detener el declive”, reseña el periódico, citando la experiencia amarga que ha vivido el apicultor Dennis Arp en 2019.

¿Cuántos koalas quedan en Australia después de los incendios?

Australia continúa en llamas y los animales siguen muriendo pero ¿cuántos koalas quedan aún en Australia? aquí intentamos responderlo.

La relación entre la leche de almendras y la muerte de abejas

Las abejas son muy importantes en este contexto ya que intervienen en la polinización de las almendras. Pero los resultados fueron devastadores en 2019. Mientras la producción de almendras va en ascenso, al menos 50 mil millones de abejas han muerto, reveló una encuesta con apicultores, representando un tercio de las colonias comerciales de abejas en Estados Unidos.

almendras

Entre las razones de la mortalidad de las abejas, según los apicultores, está la “exposición a pesticidas, enfermedades causadas por parásitos y pérdida de hábitat”. Pero habría otro responsable: “la a dependencia de Estados Unidos de los métodos de agricultura industrial, especialmente los utilizados por la industria de la almendra, que exige una mecanización a gran escala de uno de los procesos naturales más delicados de la naturaleza”, agregan quienes han trabajo con las abejas toda su vida.

Los ambientalistas protestan ante esta realidad, y se quejan porque las abejas en este caso son vistas como ‘ganado’ por su papel en la producción de alimentos, pero no están cuidando su ecosistema ni sus condiciones para que permanezcan en buen estado.

Anualmente Estados Unidos vende aproximadamente 1 millón de toneladas de almendras, por lo que es una industria que no se detendrá por lo pronto. Lo justo sería encontrar un equilibrio entre la producción y crear un ambiente ideal para las abejas.

Te recomendamos en video: