Esta app ayuda a las colombianas a no perderse en los laberintos de la justicia

La ley en nuestro país está llena de recovecos y por eso muchos casos quedan en la impunidad. Emergencias Jurídicas ayuda a que esto no pase.

Es una realidad que en Colombia la ley poco ayuda al ciudadano común. Si no cuenta con recursos o conexiones, es muy probable que quede enredado años en el lentísimo y laberíntico sistema legal. De hecho, es un país con vergonzosos índices de impunidad: según el Ìndice Global de Impunidad para Colombia, de los más de 240 mil capturados por hurto, más de 91 mil de ellos ya habían sido arrestados entre 2 y 9 veces. Casi 100 han cometido delitos entre 41 y 70 veces por otros crímenes.

Los victimarios quedan en libertad y de hecho, quienes denuncian se meten en varias trampas e impedimentos legales que por el mismo sistema estatal y como está conformado, terminan siendo retrasos para dejar de insistir en su caso.

Por esta razón, la empresa Emergencias Jurídicas (creada en 1989) creó una plataforma tecnológica  que hace un año y medio ha solucionado aproximadamente mil casos en el país y que por un módico precio (la consulta mínima vale 49 mil pesos), puede permitir a cualquier persona acceder a los servicios de un profesional que le puede ayudar con su caso. Pensada para los bajos recursos, se ha popularizado, sobre todo con las mujeres, quienes son la población que más sufre de impunidad a la hora de buscar justicia.

“Nosotros queremos decirles a las mujeres que no dejen perder sus derechos, por eso les decimos qué hacer, a dónde ir, cómo. Hacer que la gente acceda a la justicia y que las mujeres no sigan sufriendo”

“La gente va, hace una fila de horas y no le dan la información correcta. Por eso muchos dejan así y el infractor gana. Queríamos poner abogados de buena calidad al servicio de la gente y democratizar el derecho, pero también nos dimos cuenta de que la mayoría de casos que nos llegan al portal son de mujeres. Un 57% de ellas sobre un 40% de hombres. ¿Qué quiere decir esto? Cuando comenzamos con los estudios para crear la página, nos dimos cuenta de que la mayoría de la población en Colombia pertenece a las mujeres (50.8%, según el DANE) y un 35% de ellas sufren agresiones en todo sentido. Los números de ONU- mujeres también son terribles: cada minuto una mujer es agredida en Colombia y el 50% de ellas son cabezas de hogar. La mayoría de estas mujeres muchas veces  no cuentan con el dinero para denunciar, también tienen miedo de enfrentar a esta persona y atendiendo a su negocio para mantener a sus hijos, gastan tiempo y recursos que no tienen. Por eso en nuestro portal nosotros recibimos muchas consultas sobre violencia intrafamiliar, inasistencia alimentaria y también hay casos sobre las mujeres que quieren viajar con sus hijos fuera del país y sus padres no los dejan. Los hombres usan esos mecanismos coercitivos ante las mujeres y no permiten que salgan adelante”, explica Joanna Henao a PUBLIMETRO, una de las abogadas y co fundadoras del portal.

La jurista también hace énfasis en que según las cifras de ONU- Mujeres, cuando llega la hora de denunciar, con un 38% de mujeres, menos de la mitad tiene la información adecuada con los sistemas de justicia tradicionales. “Nosotros queremos decirles a las mujeres que no dejen perder sus derechos, por eso les decimos qué hacer, a dónde ir, cómo. Hacer que la gente acceda a la justicia y que las mujeres no sigan sufriendo”, enfatiza la profesional.

La plataforma, pide llenar un formulario en el que se detalla el caso y lo que se ha hecho al respecto. Lo que recomienda la jurista, en todo caso, es no dejarse confundir con Google, ya que la terminología es confusa y al solucionar todo por ella, se puede empeorar la situación jurídica. También hay todos tipos de pago en el que un staff de 5 abogados, más profesionales aliados en Cali y Medellín, pueden ayudar a la persona que lo necesite, así como en zonas rurales.

Ante el éxito de la plataforma, dfaf explica la razón de su éxito: “En Colombia hay falta de conocimiento, de saber que hay herramientas, pero la gente tampoco puede. Las autoridades no generan confianza para que la gente conozca sus derechos y que sepa qué puede hacer ante cada situación y por eso desisten”, explica Henao.

TE RECOMENDAMOS EN VIDEO