Por qué el Amazonas es tan importante y debería preocuparnos que se esté incendiando

Van 16 días de un voraz incendio que acaba con el pulmón vegetal del planeta.

El cambio climático ha hecho estragos en todo el mundo, poniendo en peligro miles de espacios naturales de gran valor para la humanidad. Y lamentablemente, las noticias que siguen llegando no son nada alentadoras, con el gran incendio forestal en el Amazonas brasileño.

Ya han transcurrido 16 días en los que el Amazonas parece arder sin fin, sin esperanza de recuperación. Las llamas se han extendido por los Estados de Acre, Rondonia, Mato Grosso y Mato Grosso del Sur y a pesar de los esfuerzos de los bomberos, no han podido sofocar el incendio.

De acuerdo al ministro de Ambiente de Brasil, Ricardo Salles, el magno incendio forestal fue provocado por “el clima seco, el viento y el calor” en aumento en el país. “Los miembros de la brigada de ICMBIO e IBAMA, equipos y aviones están totalmente disponibles para los Estados y ya están en uso”, agregó en su Twitter @rsallesmma.

Por qué el Amazonas es tan importante y debería preocuparnos el incendio

Ayuda a filtrar y reprocesar el dióxido de carbono del mundo

“Los árboles tienen atributos ocultos que juegan un papel clave en la reducción de los niveles de contaminantes. Tomemos dióxido de carbono (CO2), por ejemplo, un gas emitido por fuentes naturales y humanas. En los últimos 150 años, los humanos han estado bombeando grandes cantidades de CO2 al aire quemando combustibles fósiles, carbón, petróleo y gas natural; este es un importante impulsor del cambio climático global”, explican en la web del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF en sus siglas en inglés).

En condiciones naturales, las plantas eliminan CO 2 de la atmósfera y lo absorben para la fotosíntesis, un proceso de creación de la energía que produce:

Oxígeno, que se devuelve al aire

Carbono, que permite que la planta crezca.

Por lo tanto, sin las selvas tropicales, el efecto invernadero probablemente sería aún más pronunciado, y el cambio climático podría empeorar en el futuro.

Ayuda estabilizar el clima local y global

Los bosques tropicales intercambian grandes cantidades de agua y energía con la atmósfera y se cree que son importantes para controlar los climas locales y regionales. “El agua liberada por las plantas a la atmósfera a través de la evapotranspiración (evaporación y transpiración de las plantas) y al océano por los ríos, influye en el clima mundial y en la circulación de las corrientes oceánicas”.

Más contaminación en el planeta

Los incendios voraces originan gran deforestación y esto significa que “más carbono se convierte en dióxido de carbono y una vez que los bosques desaparecen, desaparece también la capacidad de absorber el carbono producido por autos, plantas energéticas y fábricas. Se calcula que en la actualidad la Amazonia absorbe cerca del 10% de las emisiones globales de dióxido de carbono de combustibles fósiles”, explica el reportero James Painter en un reportaje para la BBC.

Conserva gran biodiversidad

Los incendios y la deforestación amenazan al país con mayor biodiversidad del planeta. “En una sola hectárea de selva se pueden dar más de 480 tipos de árboles”, enfatiza el artículo de la agencia británica de noticias.

Además, en el Amazonas se reúnen al menos el 30% de todas las especies terrestres del planeta, con 1.700 especies de aves haciendo vida y más de 50 mil especies de plantas.

Por estas razones, el incendio en el Amazonas no debe tomarse como cualquier otro: está muriendo el pulmón vegetal del planeta y todos debemos aportar nuestra ayuda para salvarlo y hacer reflexionar a todos sobre su importancia.

Te recomendamos en video: