Retiran implantes mamarios texturizados por estar asociados con el cáncer

La medida fue tomada por la FDA en Estados Unidos.

La Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) solicitó, este miércoles, retirar del mercado un tipo implantes mamarios texturizados. La medida responde a estudios que vinculan este modelo a la aparición de cáncer.

Un informe difundido por la agencia, ordenó a Allergan Inc. sacar de circulación los implantes Biocell, "que presentan una superficie texturizada diseñada para evitar el deslizamiento y minimizar el tejido cicatricial". Este modelo solo representa el 5% del mercado estadounidense.

Pruebas

Según un reporte de ABC News, desde el 2011 se estudia la vinculación de los implantes mamarios con el cáncer.  Se trata de un linfoma “que crece en el tejido cicatricial que rodea a las mamas”.

Los casos estudiados por la FDA demuestran que “más del 80% de los 570 casos confirmados de linfoma en todo el mundo se han relacionado con los implantes de Allergan”. Consideran que el riesgo a esta enfermedad es seis veces mayor si la persona usa implantes texturizados de esta marca.

Sin embargo, la FDA no recomienda a las mujeres que ya están operadas que se las extraigan porque el cáncer es muy raro, pero deben consultar con su médico si sienten dolor e hinchazón.

Muertes

La comisionada adjunta de la FDA, Amy Abernethy, aseguró a los reporteros de ABC News que la evidencia revela que existe una relación entre este fabricante y daños significativos a pacientes, incluida la muerte.

Es por ello que, al recibir 116 nuevos casos sobre cáncer, decidieron actuar. “Esos informes aumentaron el número de muertes relacionadas con la enfermedad de 9 a 33, incluidos al menos 12 casos en mujeres con implantes mamarios Allergan”.

Por su parte, la empresa involucrada informó, a través de un comunicado, que ya no venderán ni distribuirán los referidos implantes, ni los expansores de tejido, que se utilizan para preparar a los pacientes para la reconstrucción mamaria.

El mal humor es igual de tóxico que el cigarrillo

Si nos quejamos constantemente, el cerebro libera cortisol, la hormona del estrés.

Te recomendamos en video