A una adolescente se le permitió morir por eutanasia  después de haber sido violada

Prefirió morir porque “no aguantaba su dolor”

Según informes,  a una adolescente holandesa de 17 años se le permitió legalmente suicidarse usando la eutanasia después de haber sido violada cuando era niña y pasó años luchando contra la depresión.

"El amor es dejar ir, en este caso", escribió Noa Pothoven de Arnhem en un post de Instagram anunciando su elección de morir en la sala de su casa el pasado  domingo.

Pothoven, que sufrió abusos sexuales a los 11 años dijo que estaba harta de sufrir un "dolor insoportable".

"Tal vez esto sea una sorpresa para algunos, dadas mis publicaciones sobre hospitalización, pero mi plan ha estado allí durante mucho tiempo y no es impulsivo", escribió.

"Llegaré directo al punto: en un plazo máximo de 10 días moriré", agregó. “Después de años de batallar y pelear, estoy agotada. He dejado de comer y beber por un tiempo, y después de muchas discusiones y evaluaciones, decidí dejarme ir porque mi sufrimiento es insoportable”.

"Respiro, pero ya no vivo", agregó.

Los padres de la adolescente no se negaron al suicidio

En los Países Bajos, los niños de 12 a 16 años necesitan el permiso de un padre para ser sacrificados y deben haber consultado a un médico, quien acepta que su sufrimiento es insoportable y que es probable que continúe.

Pero a los 17 años, los niños ya no necesitan el consentimiento de sus padres para postularse para suicidarse. Pothoven cumplió 17 años en diciembre.

Los Países Bajos legalizaron la eutanasia en 2001, el año en que nació.

No hay informes de que sus padres desafiaran legalmente la elección de su hija, aunque un año antes, se negaron a darle permiso porque pensaron que debería completar el tratamiento del trauma y que su cerebro debería estar completamente desarrollado antes de tomar una decisión definitiva.

Te mostramos en video: