La importancia de cuidar la salud bucodental de tu bebé

¿Sabías que 1 de cada 2 niños menores a 2 años padecen caries en Quito? De acuerdo con un estudio de incidencia de caries realizado por el equipo de Parque Dental (2017-2018) se identificó que en Quito la tasa de niños con problemas de procesos cariosos es superior al 50% en todos los rangos de edad, y en muchos de esos casos las mamitas desconocen de la condición de su pequeño sino hasta que el pequeño ya presenta molestias (dolor, infecciones, manchas en sus dientes, etc.)

La caries es un proceso bacteriano contagioso, esto quiere decir que un adulto u otro niño con la bacteria de la caries puede transferir la bacteria a un bebé, es común que los papitos, las cuidadoras o los cercanos al bebé pueden transferir este padecimiento a nuestros niños a través del beso, compartir cuchara, etc.

De acuerdo a la Asociación Latinoamericana de Odontopediatría (ALOP) el tiempo donde el bebé es más propenso a contraer caries es entre los 19 a 31 meses, sin embargo, el bebé puede convivir con la bacteria de la caries desde hace mucho tiempo atrás.

Si a la bacteria de la caries agregamos otros factores de riesgo, entonces podemos encontrar la composición ideal para la proliferación de caries en los más pequeños (caries de biberón, caries rampante, etc.) que desencadena una serie problemas de alimentación, lenguaje y otros aspectos psicológicos en los niños.

A continuación, los puntos más relevantes que debemos cuidar los papas y las mamas con respecto a la salud oral de nuestros pequeños:

Ingesta de azúcar: De acuerdo con el estudio realizado con respecto a hábitos bucodentales (2018) por el equipo de Parque Dental más del 60% de mamitas introducen el azúcar en la dieta del bebé antes de los 2 años de edad, y un buen porcentaje de este grupo de niños recibe más de 2 momentos de azúcar en el día. Es común que las mamitas asignemos la entrega de dulces como premios o placebos, alimentemos sanamente a los pequeños con frutas, vegetales, lácteos, cereales, etc.

Higiene en casa: es importante que la higiene en casa se realice desde el nacimiento del bebé, a un bebé edéntulo debemos higienizar su boca al menos una vez al día con una gasa y agua limpia. A un bebé con dientes se debe higienizar su boca 2 veces al día y ya se debe iniciar con la aplicación de pasta dental en sus primeras piezas dentales. Un niño con muelitas ya debe hacer uso del cepillo dental.

Calidad dentaria: existen bebés o niños con dientes muy fuertes que a pesar de presentar factores de riesgo no tendrán problemas de caries, y existen otros niños que a pesar del cuidado de sus padres en casa pueden presentar caries, la calidad dentaria es una cualidad del niño difícil de identificar a simple vista.

Uso prolongado del biberón: otro factor de riesgo es el uso prolongado del biberón o la inclusión de bebidas azucaradas en el mismo, un niño debería usar el biberón hasta máximo los 2 años de edad. Sin embargo, esto no sucede normalmente debido a los hábitos y placebos del infante, especialmente antes de que nuestro pequeño concilie el sueño, como recomendación aseguremos de retirar el mismo inmediatamente después de que nuestro niño se duerma o que no lo necesite y busquemos otros métodos para reemplazar el biberón en los procesos de búsqueda de tranquilidad de nuestro niño.

Visita al odontopediatra: Como madres es muy duro tener todo el mundo bajo control, y por experiencia propia conocemos que algunos de los puntos antes mencionados en ocasiones se nos salen de las manos.

Por ejemplo: si encargamos a nuestros pequeños en donde familiares, ¿Cómo evitamos que le entreguen dulces?

Muchas mamás nos indican que se les hace imposible la cooperación del niño en el momento de higiene bucodental y también conocemos lo difícil que es en ocasiones modificar un hábito como el uso del biberón en el niño, y que esto puede tomar tiempo…

Es por esto que la prevención temprana se hace más imprescindible con el apoyo de un profesional odontopediatra, de acuerdo a estudios científicos avalados por la OMS, Asociación Latinoamericana de Odontopediatría y nuestra experiencia en consultorio, todo niño debería acudir al odontopediatra al cumplir 1 año de edad, o incluso antes de esta edad con la erupción de sus primeros dientes, la prevención temprana y el cuidado en los primeros meses de vida se denomina odontología del bebé: “la mejor odontología sin dolor es la prevención”.

Odontología del Bebé

Es la máxima expresión de la prevención en cuidado oral de nuestros niños pues inicia en los primeros meses de vida del infante y todo el trabajo está enfocado en minimizar los inconvenientes bucodentales del niño en el futuro, es un trabajo conjunto entre los padres del bebé y el odontopediatra que guiará a sus representantes en el cuidado y hábitos orales además que realizará procedimientos para proteger o rehabilitar de cualquier afección que pueda presentar el niño.

La caries es una de las afecciones más comunes, pero no es la única. Existen otras patologías comunes en los niños que deben ser valoradas por el especialista odontopediatra: dientes natales, frenillos, respiración bucal, crecimiento y morfología dentaria, etc.

Que afectan en muchas ocasiones la lactancia materna, crecimiento bucodental, respiración e incluso lenguaje. Por otra parte, existen signos de alerta que nos pueden indicar que el niño requeire visitar al Odontopediatra en el menor tiempo posible:

El bebé nace con dientecitos (dientes natales) ,el bebé no puede lactar adecuadamente, existen manchas en los dientes: blancas, marrones o puntos negros, ausencia de dientes cumplido el primer año de nuestro bebé, existen otro tipo de alteraciones visibles en boca como por ejemplo quistes, los dientes rechinan: conducta involuntaria que podría afectar el esmalte de los dientes, o también deben tener cuidado con ciertos hábitos que pueden causar mal formación dentaria como: succión digital, succión del chupón prolongado o bruxismo.

“El enfoque de la odontología del bebé e infantil va ligada siempre a la prevención, incluso todo tratamiento rehabilitador en los niños tiene el sentido de minimizar sus inconvenientes en el futuro”, explica la Dra. Glenda Arias.

Sobre Parque Dental

Somos el principal centro odontológico infantil de Quito, buscamos preservar y rehabilitar la salud tal de nuestros pacientes, bebés y niños, en un ambiente en el que se sientan cómodos y seguros con profesionales especialistas odontopediatras capacitadas.
Y de acuerdo a GCR (Global Clinic Raiting) nos encontramos en el mejor 1% de 130 mil clínicas ranqueadas.

Y para más información acerca de la salud oral de los bebés y niños: www.parquedental.com