Solo tenía 25 años, la mujer que descubrió de qué están hechas las estrellas y desafío el machismo

Cecilia Payne-Gaposchkin, nació en Wendover, Buckinghamshire, Reino Unido, el 10 de mayo de 1900

Cecilia Payne-Gaposchkin, nació en Wendover, Buckinghamshire, Reino Unido, el 10 de mayo de 1900. Murió en Massachusetts, Estados Unidos, el 7 de diciembre de 1979.

En el año 1925, en su Tesis de Doctorado (Ph.D) propuso que las estrellas están compuestas principalmente por hidrógeno. Este trabajo fue considerado en su momento como "la más brillante tesis doctoral escrita nunca en astronomía". Tenía recién 25 años.

Cecilia Payne-Gaposchkin fue la primera en precisar de qué se componen las estrellas, pese a haber tenido que luchar contra los prejuicios de una época en la que ni siquiera se otorgaban títulos universitarios a una mujer, reseña BBC.

A principios de la década de 1920, Payne completó sus estudios de Física y Química en la Universidad de Cambridge, universidad que consentía la presencia de mujeres, pero sin darles un título oficial.

Pero eso no la detuvo. Buscando desarrollar su carrera en astronomía decide irse a estudiar a Estados Unidos, donde creía que, como mujer, tendría más oportunidades. En 1923 llegó al Observatorio de Harvard College.

Entre 1885 y 1927, el Observatorio empleó cerca de 80 mujeres para estudiar fotografías en vidrio de las estrellas. Se las conocía como mujeres computadora de Harvard. Descubrieron galaxias y nebulosas, y crearon métodos para medir distancias en el espacio.

Payne usó los conocimientos en física cuántica y logró determinar la composición de las estrellas, durante la investigación para su doctorado, que obtuvo en 1925, llegó a la conclusión de que las estrellas están compuestas de hidrógeno y helio.

Henry Norris Russell, un reconocido astronómo de su época, le recomendó quitar esa idea de su tesis, por considera que los resultados eran "claramente imposibles", pero en 1929, el propio Russell reconoció que Payne tenía razón.
Los astrónomos Otto Struve y Velta Zebergs calificaron su tesis como "la más brillante jamás escrita en astronomía".

Pese a tu innegable talento a Payne le costó hacerse con un lugar en Harvard.

Entre 1927 y 1938 se desempeñó como asistente técnica del entonces director Harlow Shapley, pero no le adjudicaron un puesto oficial.

Un misógino al frente de Harvard

"Esto se debía a los puntos de vista misóginos del presidente de Harvard, Abbott Lowell, quien se negó a nombrarla y juró que nunca ascendería a una cátedra de Harvard mientras él estuviera vivo", escribió Amy Davy, curadora del museo de Ciencia de Londres.

En 1938, con otro presidente, le dieron un puesto oficial, aunque aún no de profesora.

Entrada la década de los cincuenta se convirtió en profesora y en la primera mujer en dirigir un departamento en Harvard, el de Astronomía. Se retiró en 1966.

"Sin embargo, a pesar de su éxito, a Payne aún se le pagaba menos que sus equivalentes masculinos en Harvard. Un problema de brecha salarial de género que todavía existe hoy", dice Davy.

"Su carrera es un recordatorio aleccionador de que la razón por la que no había más mujeres científicas en la historia no se debía a la falta de talento o pasión, sino a la misoginia sistemática de la sociedad", agregó la curadora.

"El trabajo de Cecilia Payne fue innegablemente importante para nuestra comprensión de las estrellas y la astronomía. Sin embargo, debido a su género, tuvo que trabajar mucho más para luchar por el reconocimiento que merecía".

Te recomendamos en video: