7 leyes feministas que deberíamos imitar de los países de primer mundo

Islandia lidera como un país feminista donde el bienestar de las mujeres es prioridad

Las mujeres tenemos una posición complicada en todo el mundo. Nuestra participación en la economía, la educación, la sociedad y la política se ve comprometida ante suposiciones sobre la debilidad femenina, la falta de oportunidades laborales, el apoyo limitado con respecto a la maternidad y una alarmante alza de inseguridad y violencia de género.

Sin embargo, existen rincones del mundo en donde las mujeres tienen una calidad de vida superior, donde se respetan sus derechos humanos, donde hay igualdad de género y de ingresos, así como oportunidades de progreso y seguridad.

Lugares como Noruega, Finlandia, Países Bajos y Suecia, e encuentran en los primeros lugares de los mejroes países para vivir si eres mujer pero sin duda, Islandia se lleva el premio. En general, este país nórdico tiene una puntuación casi perfecta en la escala de igualdad de género. 

Islandia está liderando el camino y en nuestro mundo utópico, México y todos aquellos países donde las mujeres vivimos condenadas, deberíamos adoptar sus políticas y normas feministas. Sólo dales un vistazo y piensa lo increíble que sería.

1. Los derechos de la mujer está literalmente protegida por la ley

La Ley de igualdad de derechos e igualdad de derechos de mujeres y hombres es la razón por la cual la igualdad de género es un sello distintivo en este país nórdico. Esta ley se renovó en 2008 con el objetivo general de alcanzar la igualdad de derechos en todos los paradigmas de la sociedad e incluye información sobre la igualdad de género que deben seguir el gobierno y las empresas.

Dentro de la ley hay nueve áreas definidas de discriminación de género donde se reconocen las diferentes formas de discriminación directa e indirecta a las que está sometida la mujer, así com o las brechas salariales y la violencia de género que tanto perjudica a la sociedad. Incluye también un lenguaje sobre cómo cambiar los estereotipos negativos de género y describe políticas específicas sobre prohibir la discriminación de género en los libros de texto y en el lugar de trabajo.

2. Están por lograr la una remuneración igualitaria obligatoria en todo el país

Los legisladores están tomado medidas con las que buscan exigir a las empresas que demuestren que pagan a los empleados tasas iguales por el mismo trabajo, de lo contrario, serán multados. Se espera que el Parlamento apruebe el proyecto de ley y se convierta en el primer país en hacer ilegal la discriminación salarial de género. El gobierno espera que la ley entre en vigencia para 2020 en un esfuerzo por cerrar la brecha salarial de género.

3. Las empresas deben incluir al menos un 40% de mujeres

En 2009, el país nórdico atravesó por una impactante época de corrupción y colapso financiero por lo que el gobierno hizo un esfuerzo para incluir a más mujeres en puestos de poder para reducir la corrupción. ¡ También procesaron a los responsables de la crisis financiera. El artículo 15 de la Ley de igualdad de derechos e igualdad de derechos de mujeres y hombres establece que ninguna empresa pública , consejo o comité de gobierno puede tener menos del 40% de igualdad de género. La ley también establece que cualquier empresa con más de 25 empleados debe tener implementado un programa de igualdad de género, que revisará los objetivos cada tres años.

4. La licencia de maternidad es una prioridad y la mejor en el mundo 

Islandia tiene la mejor política de maternidad/paternidad del mundo. Esta ley se creó en el año 2000 y consiste en una licencia de seis a nueve meses. El gobierno cubre la licencia parental por nacimiento, adopción y cuidado de crianza temporal para todos los empleados en Islandia, incluso aquellos que trabajan por cuenta propia y pagan el 80% del salario ganado a los nuevos padres. Los padres dividen el tiempo de licencia por igual para garantizar que los niños crezcan con igual cuidado de ambos padres y que los lugares de trabajo estén equilibrados.

5. Desde preescolar hasta la universidad, los niños aprenden sobre igualdad de género

La educación es la base del progreso y en Islandia, es una prioridad. Desde temprana edad, los niños reciben lecciones de igualdad de género. Esto está estipulado en el artículo 23 de la Ley de igualdad de derechos e igualdad de derechos de mujeres y hombres, donde se especifica que la igualdad de género debe enseñarse en las escuelas en todos los niveles educativos. En este rincón del mundo, la educación es gratuita y todos los deportes, clases y formas de escolarización deben incluir y practicar la igualdad de género. Por supuesto, no hay libros o asignaciones sexistas ni tampoco que atenten contra la imagen corporal de nadie.

6. Pagar por sexo es ilegal. Los clubes de striptease son ilegales. Las prostitutas son víctimas.

Durante décadas, pagar por sexo es ilegal sin embargo, en 2007 el gobierno modificó la ley argumentando que la mayoría de las personas que solicitan el sexo no tienen otra opción o fueron obligadas por otros. Entonces, en lugar de penalizar a las víctimas de circunstancias pobres que a menudo se ven obligadas a ejercer la prostitución, la ley establece la criminalización de quienes pagan por el sexo y los terceros involucrados. En 2009 se prohibieron los clubs de steaptease, argumentando que ninguna empresa puede beneficiarse de la desnudez de las mujeres ni de ninguna persona en general. Esto aplica también para la publicidad. Ningún anuncio puede menospreciar a ningún género o ir en contra de la igualdad de género.

7. Existe un 'Ministerio de Igualdad de Género' 

En Islandia, hay un ministerio de complacencia sobre la igualdad de género. El objetivo de este es verificar y equilibrar el progreso en el avance de la igualdad de derechos de mujeres y hombres. La agencia incluye un consejo de tres partes que incluye el Consejo de Igualdad de Estado, el Comité de Quejas y un nuevo Centro para la Igualdad de Género. Juntas investigan, anuncian, abogan y verifican las leyes sobre igualdad de género. Su objetivo es crear un enfoque legal, cultural, histórico, social y psicosocial de la igualdad de género.

 

Te recomendamos en video