Estos son los mejores países del mundo para vivir si eres mujer

Ser mujer se ha convertido en una condena en varios países por lo que muchas han optado por migrar

La  mujer tiene una posición complicada en todo el mundo. El progreso en la igualdad de género es una situación que va a paso lento. De acuerdo con reportes del Foro Económico Mundial, tomará 108 años cerrar la Brecha Global de Género, que ahora es del 68%. Este índice se publicó por primera vez en 2006, como un marco para medir la desigualdad de género en los países mediante cuatro subíndices: Participación económica, logro educativo, salud y supervivencia y empoderamiento político.

Desde 2006, la brecha general de género se ha reducido en un 3,6%, pero en 2018, solo hubo una reducción del 0,03%, lo que se resume en un progreso extremadamente lento. A pesar de las mejoras económicas y una mayor cobertura de programas sociales, América Latina sigue siendo la región más desigual del mundo. México es el más inequitativo para las mujeres y tiene el mayor número de jóvenes que no estudian ni trabajan.

Como mujeres, nos enfrentamos a diversos problemas dentro de la sociedad, no solo con suposiciones sobre la debilidad femenina, sino también sobre la falta de oportunidades laborales, apoyo limitado en el lugar de trabajo con respecto a la maternidad (falta de horario flexible, protección laboral y el permiso parental remunerado) sin mencionar la alarmante alza de inseguridad y violencia a la que estamos atenidas.

Hay datos sobre esto y una lista completa de lugares donde la vida es bastante buena, por supuesto ni México ni Estados Unidos figuran en la lista como opciones.

La publicación encuestó a más de 9,000 mujeres para determinar los 80 mejores países para que vivan las mujeres como parte de su clasificación general de Mejores Países. Estas clasificaciones se basan en cinco categorías: derechos humanos, igualdad de género, igualdad de ingresos, progreso y seguridad.

Islandia

Los glaciares, las interminables noches de verano, las aguas termales de ensueño y los espectáculos que ofrecen las auroras boreales de Islandia no son lo único que lo hace un país increíble. Islandia desafía el status quo desde el principio con lecciones de preescolar de igualdad de género. Cuenta con múltiples leyes laborales establecidas específicamente para proteger a las mujeres. La parte superior de la ley descansa en la ley que prohíbe la publicidad discriminatoria de género, lo que significa que las mujeres no pueden ser sexualizadas en los medios de comunicación. Islandia fue también la primera en prohibir los clubes de striptease por razones feministas.

Noruega

Noruega es conocida por ser una de las naciones con mayor igualdad de género del mundo. De acuerdo con el Informe sobre la brecha de género en el mundo del Foro Económico Mundial, este país nórdico se ubica en el número 3 de 144 países. Cuando se trata de la política de permiso de maternidad, la flexibilidad es suprema, mientras que las madres pueden demorar hasta 35 semanas con el sueldo completo o 45 semanas con el 80% del salario.

Finlandia

Finlandia practica una posición igualitaria líder en todos los ámbitos. Como primer país del mundo en aplicar el verdadero sufragio universal al otorgar a las mujeres derechos políticos plenos en el derecho a votar y postularse para un cargo, Finlandia ha demostrado desde el principio que el género debe respetarse. El país también concibió la política de la caja de ahorro del bebé, que hasta el día de hoy sigue proporcionando una caja de suministros esenciales para todos los padres expectantes, sin importar los antecedentes socioeconómicos.

Países Bajos

Holanda es más que un semillero agrícola de altos ingresos con políticas progresistas. Cualquier discriminación basada en el género y la remuneración desigual se considera ilegal. Los beneficios del embarazo son proporcionados por el gobierno, incluido el acceso de enfermeras de maternidad. Los Países Bajos también crearon un fondo innovador para los derechos de las mujeres en 2008 que atrajo la atención del mundo.

Suecia

Como decano de la escena de la igualdad de derechos, Suecia está muy por delante en términos de igualdad de género, con una brecha obsoleta entre las nociones masculinas y femeninas. Como el igualitarismo está arraigado en todas las facetas de la sociedad, las mujeres poseen casi dos tercios de los títulos universitarios y constituyen una gran parte del parlamento. Para siempre expandir las fronteras de la progresividad, Suecia cuenta con las mejores políticas y permisos de licencia parental, y también cuenta con múltiples guarderías neutrales con respecto al género, cuyo objetivo es eliminar las nociones preconcebidas que rodean los estereotipos de género.

Reino Unido

Aunque todavía hay mucho camino por recorrer con respecto a la brecha salarial de género, según estudios recientes de datos salariales que revelan que las mujeres ejecutivas ganan alrededor de £ 12000 menos que los hombres, el Reino Unido generalmente se considera un buen lugar para ser mujer. Este año, Escocia se convirtió en el primer país del mundo en proporcionar a las familias de bajos ingresos productos de cuidado femenino gratuitos. Los escoceses también introdujeron las cajas para bebés para recién nacidos, aliviando algunas de las presiones financieras que enfrentan las mujeres a punto de dar a luz.

Dinamarca

Con una de las políticas de licencia parental más flexibles de la UE, no sorprende que Dinamarca sea un destino atractivo para las mujeres. El gobierno danés también tiene políticas dirigidas a combatir la violencia doméstica y garantizar la igualdad de empleo y educación. Las mujeres constituyen una mayoría más alta de estudiantes que de hombres en los ámbitos de la educación. El sistema de guardería relacionado con las ganancias es otro ganador en términos de lograr la igualdad.

Japón

Este país divaga entre lo nuevo y lo viejo pero existen grandes avances con respecto a la disminución de la brecha de género. Japón tiene una de las expectativas de vida más altas del mundo para las mujeres, particularmente en Okinawa. De acuerdo con la lista anual de clasificaciones de los mejores países, se clasificó como el número 17 de 144 como un lugar positivo para que vivan las mujeres. La participación del gobierno en cuestiones de género abarca un cambio en la psique social para destruir todos los estereotipos. Entre 2012 y 2015, el número de mujeres en la fuerza laboral aumentó en más de un millón, y solo se espera que las cifras aumenten.

Canadá

Con Justin Trudeau como el primer ministro feminista a la cabeza, Canadá se ha convertido en uno de los mejores países del mundo para ser mujer. Su gran diversidad cultural, es una fuerte defensora del empoderamiento femenino. El país ha cerrado completamente su brecha de género en la educación y ha provocado que haya una mayor contribución individual en el financiamiento bilateral a organizaciones de derechos de las mujeres. En virtud de la Ley de derechos humanos y la Carta de derechos y libertades de Canadá, los derechos de todos los pueblos están protegidos contra la discriminación. Sin embargo, Canadá todavía necesita abordar y remediar los desafíos culturales y los obstáculos sociales que enfrentan los pueblos indígenas, incluidas las mujeres.

Nueva Zelanda

Una de las ciudades más innovadoras del mundo, Nueva Zelanda estuvo al margen con respecto a los derechos de las mujeres mucho antes de que la igualdad de género fuera una tendencia. En 1893 se convirtió en el primer país autónomo del mundo en el que todas las mujeres tenían derecho a votar en las elecciones parlamentarias. Además de tener paisajes espectaculares, está el hecho de que las mujeres han engalanado cada una de las principales posiciones constitucionales del condado (primer ministro, gobernador general, oradora de la Cámara de Representantes, fiscal general y principal juez) desde principios del siglo XXI.

 

Te recomendamos en video